Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo de Santiago consiguió sacar de la cárcel al líder sindical chileno Rodolfo Seguel

El arzobispo de Santiago, Juan Francisco Fresno, consiguió sacar ayer de la prisión al dirigente sindical chileno Rodolfo Seguel, que había sido encarcelado el 9 de septiembre pasado por injurias al jefe del Estado, general Augusto Pinochet.

Seguel, de 29 años de edad, líder del Comando Nacional de Trabajadores, calificó a Pinochet, en una entrevista concedida al diario mexicano Excelsior, de "dictador demente, absurdo y obcecado". A raíz de estas declaraciones, el Ministerio del Interior solicitó su procesamiento y fue inmediatamente detenido. El líder sindical inició hace 11 días una huelga de hambre, y el viernes tuvo que ser internado en la enfermería de la cárcel porque, según sus abogados, presentaba claros síntomas de fatiga y una notoria baja de presión arterial.Desde la cárcel, Seguel, que es de ideología democristiana, envió una carta al arzobispo Fresno en la que le manifestaba "que en realidad no ha sido mi intención ofender a personas ni ofender tampoco al Gobierno". "Me pidió", añadió el arzobispo de Santiago, "que le exprese al ministro del Interior cuál ha sido realmente su pensamiento, que no es sino manifestar un desacuerdo con las actitudes y el quehacer de este momento y en este país".

En un gesto de especial deferencia hacia el prelado católico, el general Pinochet ordenó el lunes al Ministerio del Interior que retirase la querella interpuesta contra Seguel, permitiendo así su puesta en libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de septiembre de 1983