_
_
_
_
_
RELIGIÓN

60 teólogos comienzan su tercer congreso al margen de la jerarquía eclesiástica

Convocado por sesenta teólogos españoles de la asociación Juan XXIII, y sin vinculación con la jerarquía eclesiástica, comienza hoy en Madrid el III Congreso de Teología bajo el lema Los cristianos y la paz. Asisten a este encuentro, que finalizará el próximo día 25, varios especialistas que tratarán en ponencias y mesas, redondas el tema de la paz en sus aspectos políticos, económicos, militares y culturales.

Más información
Tomás Borge niega que Nicaragua quiera desestabilizar Costa Rica

El teniente coronel Francisco Leguna, que el miércoles presenta su ponencia Aspectos militares de la paz tras una mesa redonda sobre la defensa nuclear en Europa, será el único miembro de las Fuerzas Armadas españolas presente en el congreso. Junto a él estarán personalidades como Tomás Borge, ministro del Interior de Nicaragua, que hablará de "la lucha por la paz desde la revolución"; Jose Luis L. Aranguren; el economista Angel Viñas; Giulio Girardi, profesor universitario y filósofo del diálogo marxismo-cristianismo; George Casalis, pastor evangélico y teólogo francés; Joan Gomis, presidente de Justicia y Paz y Enrique Dussel, historiador, filósofo, teólogo de la liberación y profesor de la Universidad de México.

El peligro de la guerra

"Pretendemos", dice Evaristo Villar, teólogo de la asociación Juan XXIII, "que se tome conciencia del peligro de la guerra en un mundo en el que ya hay armas capaces de destruir 281 planetas como la tierra y donde no habría vencedores ni vencidos y demostrar la falacia del principio si quieres la paz prepara la guerra. Nosotros preferimos decir: si quieres la paz, trabaja por la paz, por la cultura y la convivencia". Los objetivos y la intención de este congreso, que se celebrará en el salón de actos del colegio mayor Pío XII de Madrid, "son fundamentalmente teológicos", añadió. La asociación Juan XXIII, fundada en 1982, aglutina a una serie de teólogos "que buscan la verdad en libertad y están caracterizados por una especial sensibilidad ante las situaciones de pobreza e injusticia y opresión, un campo donde se juega nada menos que la credibilidad de la Iglesia", dijo Evaristo Villar.Las dos anteriores ediciones de este congreso, que trataron el tema de la pobreza en el mundo, contaron con una nutrida asistencia que llegó a desbordar las previsiones de los convocantes. Entre otros aspectos se pretendía hacer entonces, según los organizadores, un "seguimiento del Jesus histórico, el que tuvo una vida desarrollada entre los pobres y que acabó con una muerte que era la muerte de los humillados". Las mismas fuentes añadieron: "vemos que el término paz ha perdido su fuerza original al pasar al griego, al latín y al castellano. El Reino de Dios, que no viene definido por el Nuevo Testamento, podría ser entendido desde una perspectiva profética e identificarse con los mejores momentos, con el shalom hebreo, la plenitud y la estabilidad completa, una perfección a nivel social, un idilio entre hombre y naturaleza, una situación de perfección que tiene una proyección escatológica, en el mas allá".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_