Se publican los archivos del banquero italiano Calvi

El semanario italiano L'Espresso anunció ayer la publicación de los archivos secretos del banquero Roberto Calvi, presidente del Banco Ambrosiano, que fue encontrado muerto bajo un puente de Londres en junio de 1982.

Algunos de estos documentos, agrega la revista, son los mismos que los que fueron encontrados por la Magistratura italiana en la casa del gran maestro de la logia masónica clandestina italiana Propaganda Due (P-2), Licio Gelli, que consiguió evadirse el miércoles pasado de la prisión suiza de Cham Dollon.

Uno de los documentos de los que L'Espresso anuncia la publicación es un reconocimiento de las sumas que la Democracia Cristiana italiana entregó al grupo editorial Rizzoli, propietario del diario Corriere della Sera. La suma, unos 1.500 millones de pesetas, fue entregada al grupo, que se encontraba en dificultades económicas, y cuyo presidente, Angelo Rizzoli, figuraba en las listas de lo! miembros de la logia P-2. Angelo Rizzoli fue detenido en febrero pasado por bancarrota fraudulenta. El reconocimiento de la sumas entregadas por la Democracia Cristiana al grupo Rizzoli están firmadas, según anuncia L'Espresso, por el actual presidente de este partido, Flaminio Piccoli.

Por otro lado, Giulia Boirelli, de 30 años, una de las fundadoras del grupo terrorista italiano Primera Línea, y que fue condenada a cadena perpetua, dio a luz ayer en Turín a dos niños gemelos, cuyo momento y lugar de concepción son un misterio.

Se supone que el padre de los niños es otro militante de la misma organización terrorista, Enrico Galmazzi, de 32 años también encarcelado, y que se: encontró con la madre de los gemelos durante el proceso que contra ambos se celebró en Florencia, lo que implicaría que durante el tmascurso del proceso, celebrado en público, tuvo lugar la procreación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS