CATALUÑA

El Ayuntamiento de Matadepera ofrece trabajo a los mendigos a cambio de comida

El Ayuntamiento de Matadepera (Barcelona) ha hecho público un bando en el que se comunica a todos los habitantes de la población que se ha puesto en marcha el denominado "servicio de apoyo a los mendigos". Ante la progresiva presencia de mendigos en la villa, el consistorio decidió crear un sistema para evitar la imagen del mendigo pidiendo por calles y domicilios. Desde la pasada semana todo habitante de Matadepera tiene la obligación de dirigirse al ayuntamiento cuando un mendigo llame a su puerta; una vez allí, el vagabundo recibe herramientas para que pueda realizar trabajos de carácter social a cambio de comida.En un principio, el trabajo que realizarán estas personas es el de limpiar zonas verdes, acondicionar calles, pintar farolas o arreglar baches. Estas tareas serán supervisadas de forma continúa por el concejal del área pertinente, con la finalidad de mantener una mínima calidad. A cambio de este trabajo, el ayuntamiento ha establecido un servicio de dietas: es decir, a cambio de su trabajo se les dará de desayunar, comer y cenar. En este aspecto se ha llegado a un acuerdo con un restaurante de la población para que sea el encargado de servir las comidas, que deberán tener unos niveles de calidad aceptables. Sin embargo, el alojamiento correrá a cuenta de cada mendigo.

Por el momento, ya se ha empezado a realizar este servicio con seis mendigos que eran habituales en las calles de la población. Las autoridades locales no descartan que esta cifra se vea incrementada por mendigos de otras poblaciones cercanas, que suelen acudir de vez en cuando a Matadepera. Según manifestó el alcalde de la población, Víctor Peiró, a EL PAÍS, "se intentará mantenerlos dentro de unas normas y un horario laboral". La Policía Municipal ha recibido instrucciones en este sentido para controlarla situación y evitar cualquier tipo de problemas que pueda generar la incorporación iaboral de estas personas.

Buena acogida

La idea de promover una actividad social ha sido muy bien acogida por la gente de la villa, e incluso por la de las urbanizaciones circundantes, ya que con el trabajo desarrollado por este servicio se podrán mantener en mejores condiciones las grandes áreas de las urbanizaciones, que en estas épocas del año se ven súbitamente atestadas de gente, cuyas calles y parterres sufren las consecuencias del incremento de visitantes en la época estival.No se ha establecido un presupuesto fijo para atender al nuevo servicio, ya que se lleva a cabo con carácter experimental y, por lo tanto, hasta dentro de bastantes meses, el consistorio no desea hablar de resultados concretos. La iniciativa no tiene precedentes en Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 1983.

Lo más visto en...

Top 50