Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado maltés expropia el 80% de los bienes de la Iglesia

Ha vuelto a estallar la guerra entre Dom Mintoff y la Iglesia de Malta. Y en la pelea acaba de intervenir el Vaticano contra la ley que acaba de aprobar el Parlamento de La Valetta mediante la cual se expropian el 80% de los bienes inmuebles de la Iglesia católica a favor del Estado.Esta ley, que lleva como título Acta de Expropiación de Algunas Propiedades de la Iglesia, ha sido calificada por los obispos de Malta como una "interferencia injustificada" en los asuntos de la Iglesia. Y ayer, L'Osservatore Romano apoyó a los obispos, afirmando que la Santa Sede comparte la preocupación de éstos. Las relaciones entre el laborista Dom Mintoff y la jerarquía catófica maltesa siempre han sido conflictivas. En los últimos tiempos se han multiplicado los conflictos entre Iglesia y Estado.

El Vaticano, en un primer momento, se mostró más bien prudente, hasta el punto que esto hacía decir siempre a Dom Mintoff que Roma le apoyaba contra las acusaciones que le hacía la Iglesia de Malta, considerada por él como retrógrada y preconciliar.

Pero ante esta ley, que dejará en manos de la Iglesia sólo aquellos edificios y piropiedades de los que pueda probarse que habían sido adquiridos directamente por la Iglesia, y que no superan el 20%, el Vaticano ha publicado, haciéndola suya, la carta de denuncia de los obispos de Malta.

Por su parte, el ministro de Justicia de Malta ha dado a entender que el Gobierno no pretende quitar a la Iglesia sus medios de subsistencia, ni mucho menos impedirle realizar su misión.

La ley objeto de la nueva polémica entre la Iglesia de Malta y el Gobierno laborista de Dom Mintoff fue aprobada el miércoles pasado en una sola. sesión del Parlamento y con la totalidad de los votos de los 34 diputados laboristas.

Los otros 31 miembros de la Cámara, diputados nacionalistas, abandonaron la sala en señal de protesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 1983

Más información

  • "Interferencia injustificada", según los obispos de la isla