Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El buque 'AIraigo' trasladó en 1978 material bélico para los ejércitos de Suráfrica y del dictador nicaragüense Somoza

El carguero Alraigo, en el que la semana pasada aterrizó un Harrier de la Royal Navy británica, fue utilizado en mayo de 1978 para transportar armas a Sudáfrica y en agosto del mismo año trasladó a Nicaragua material bélico para el ejército del dictador Anastasio Somoza, según datos aportados por tripulantes de la naviera García Miñaur, propietaria del barco, al Sindicato Libre de la Marina Mercante (SLMM). El último envío de armas a Sudáfrica a través de la naviera española fue detectado en julio de 1980. En la actualidad, los directivos de la naviera aseguran que ya no se dedican a este tipo de actividades, aunque participan en el transporte de mercancías generales a Sudáfrica.

De acuerdo con el informe que se realizó con esos datos a finales de 1980, barcos de la naviera García Miñaur efectuaron al menos 12 transportes de armas, nueve de ellos a Sudáfrica, país contra el que la ONU decretó el embargo de todo envío de armas por su régimen racista. Los transportes se realizaron en seis buques de la naviera española y en un séptimo de la naviera Miño, fletado por García Miñaur en mayo de 1976 para transportar armas a Sudáfrica. En la mayoría de los casos, las armas procedían de Bélgica y Holanda. En las semanas siguientes a la caída de Somoza, en julio de 1979, la naviera transportó material sanitario, esta vez para los guerrilleros sandinistas, y además de forma gratuita, según informa el SLMM.Los periódicos traslados de armas a Sudáfrica a bordo de buques de la naviera García Miñaur se prolongaron hasta julio de 1980, cuando en el puerto de Las Palmas fue detectado un cargamento de pistolas en el buque Alalma, que se dirigía a Port Elisabeth. Ramón Larrauri, director general de la naviera, ha informado que el barco sólo llevaba 24 pistolas Star de fabricación española, que eran trasladadas bajo la responsabilidad del primer oficial del barco para un establecimiento comercial de Sudáfrica. Según fuentes del SLMM, el buque llevaba cuatro o cinco contenedores con más armas, pero las propias autoridades de Las Palmas no llegaron a inspeccionar todo el buque.

El traslado de armas a Sudáfrica por parte de la naviera española, sin embargo, fue menos abundante tras el golpe de Estado registrado en Guinea en agosto de 1979 y, sobre todo, después de que la naviera se adscribiera, en noviembre de 1980, en la denominada Conferencia Europa-Sudáfrica. La conferencia, según explican en la naviera García Miñaur, la componen un grupo de armadores que han llegado a un acuerdo para realizar la práctica totalidad del transporte que llega a Sudáfrica por vía marítima. Debido a este acuerdo, todas las mercancías que salen de España con dirección a Sudáfrica son colocadas por García Miñaur en buques pertenecientes a la conferencia, que habitualmente no son de la naviera española. "Semanalmente, enviamos unos 15 contenedores con carga general para Sudáfrica", dijo Larrauri. García Miñaur también está integrado en las conferencias Europa-Este de África y España-Reino Unido.

Armas como instrumentos musicales

El transporte de armas de García Miñaur más conocido por la opinión pública fue el protagonizado por el carguero Allul en septiembre de 1978, cuando fue intervenido en el puerto de Rochester (Gran Bretaña) con 2.830 fusiles de fabricación belga. El destino final de la carga era, de acuerdo con las informaciones de aquella época, Sudáfrica, pero fueron descargadas finalmente en el puerto belga en el que había sido recogidas. El intermediario de la operación era la firma española Barreiros Hermanos, S.A. En operaciones de este tipo, según el SLMM, la naviera española consignaba las armas como si fuera otro material. En algún caso, por ejemplo, se llegó a poner en los contenedores que en su interior había instrumentos musicales.

Ramón Larrauri insistió ayer en que todas las operaciones de la naviera con países sudafricanos, así como las efectuadas con países latinoamericanos, han sido "totalmente legales", y precisó que, desde hace años, la naviera ya no se dedica al transporte de armas, aunque sea legal, por los problemas que se pueden derivar de estas operaciones. Los informadores del SLMM han dicho, sin embargo, que, a mediados del pasado año, la dirección de la naviera informó a los tripulantes que, en el caso de que le propusieran ese tipo de transportes, los aceptaría para mejorar la situación de la empresa, por los elevados beneficios que reportan, incluso para los propios tripulantes, que suelen cobrar el doble cuando transportan armamento o explosivos.

El riesgo de trasladar armas a Sudáfrica es muy elevado, ya que, en el caso de que el barco sufriera una avería y se viera obligado a recabar ayuda,en otro puerto africano, las autoridades correspondientes Podrían embargar la mercancía y el barco, e incluso podrían decretar la prisión para los tripulantes.

Actualmente, la naviera García Miñaur cubre, con siete barcos, tres líneas regulares. La primera, cubierta por el Alraigo y el Algalo, es Bilbao-Tenerife-Las Palmas-Casa Blanca-Cádiz-Bilbao-Goole-Rochester-Rotterdam-Bilbao. La segunda, servida por los buques Alyolex y Algarmi, es Italia-Marsella-Barcelona-Valencia-Gandía-Cádiz-Las Palmas-Abidjan-Duala-Malabo-Bata. La tercera línea, cubierta por los barcos Alonge, Alalma y Alsixgar, es España-Perú-Chile y a veces incluye Venezuela y Santo Domingo.

Transportes de armas dectados

Fuentes del Sindicato Libre de la Marina Mercante (SLMM) han indicado que los organismos oficiales no reconocen casi nunca públicamente que determinadas navieras realizan transportes de armamento. Habitualmente, las propias navieras, según precisan los informantes, suelen camuflar su actividad consignando las cargas a otros países diferentes al de destino o diciendo que transportan un material distinto al real. No obstante, tripulantes de la naviera García Miñaur informaron al SLMM que, entre 1976 y 1980, la firma española realizó 12 transportes de armas y material bélico.Nueve de esos transportes los hicieron a Sudáfrica los buques Pico Blanco (en mayo de 1976), Allul (en julio del 76), Alfer (julio del 76) Alfer (octubre del 76), Alraigo (mayo del 78), Alfer (agosto del 78), Alfer (septiembre del 78), Allul (octubre del 78) y Alalma (julio del 80).

Igualmente, los buques de la misma naviera Alraigo, Algarmi y Algalo trasladaron armas, respectivamente, a El Salvador, Nicaragua y Chile (en agosto del 78), a los mismos países en julio del 79, y a Dar Es Salam en el julio del 79.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de junio de 1983

Más información