Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiesta para la nueva etapa del Círculo de Bellas Artes

Los salones del Círculo de Bellas Artes de Madrid vuelven a abrirse hoy, a las nueve de la noche, para celebrar un gran festival que sirva de presentación de la recuperación del Círculo de Bellas Artes de Madrid como lugar de encuentro de arte y artistas. Más de 3.000 personas han sido invitadas a asistir a la fiesta que comenzará con la participación del ministro de Cultura, Javier Solana, y, del alcalde de Madrid, Enrique Tierno.Tras los discursos de reapertura se ofrecerá una actuación en la que un grupo de teatro escenificará el renacer del Círculo de Bellas Artes con música de Luis Paniagua en un acto que durará 10 minutos. Inmediatamente después, la orquesta de Juan Carlos Senante pondrá música a un gran baile.

Conocidos actores y cantantes intervendrán a lo largo de la noche para presentar las actuaciones que se decidan a última hora y para explicar a los asistentes cuáles son los objetivos del Círculo.

Los invitados son gentes relacionadas con el mundo del espectáculo y personas consideradas como amantes del arte (políticos, periodistas, aficionados). Todos ellos, divididos por sectores (teatro, cine, fotografía, danza, pintura, escultura, arquitectura, música), han sido convocados a las 17.30 horas para estudiar conjuntamente cuáles son los planes de la nueva junta directiva, que preside el escultor Martín Chirino, y poder presentar, ya desde este primer momento, las propuestas que consideren oportunas.

Esta gran fiesta de reapertura se realiza pocas semanas después de la elección de la nueva junta directiva, integrada por intelectuales y artistas, con la que se pretende cerrar la larga crisis artística y económica en la que se ha visto sumida esta centenaria institución durante las cuatro últimas décadas. El déficit económico ha sido subsanado por el Ministerio de Cultura, mientras que se pretende que la recuperación artística comience con esta fiesta.

La intención de la nueva junta directiva, anunciada desde su toma de posesión, consiste en convertir el Círculo de Bellas Artes en un gran centre, cultural que sirva de punto de encuentro tanto para los artistas corno para las nuevas corrientes que vayan surgiendo.

Una serie de: nuevas instalaciones (talleres de arte, sala de conciertos, teatro, salas de café y tertulias) serán abierta en los próximos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 1983