Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los recursos por el 23-F

Fuertes medidas de seguridad en el Palacio de Justicia

Las medidas de seguridad planificadas con ocasión de la celebración del recurso del 23-F, y bautizadas con el nombre de Operación Roco, fueron adoptadas ayer en el Palacio de Justicia de Madrid. El ensayo de las mismas se efectuó a media mañana y en el mismo participaron fuerzas de la Policía Nacional, miembros de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y Policía Municipal. Todos estos efectivos fueron coordinados por el comisario José Blanco, jefe de la Brigada de Información regional.Básicamente, este ensayo general consistió en la distribución de diferentes efectivos de seguridad en el interior del Palacio de Justicia, así como la designación de las áreas a controlar. La Guardia Civil, coincidiendo con este despliegue, incrementá el control del edificio y cortó el paso al público, que intentaba acceder por determinadas puertas. Al parecer, esta acción provocó algunas fricciones con algunos funcionarios de Seguridad.

Con estas medidas de seguridad se intenta controlar sobre todo la zona donde se celebre la vista, sin que ello signifique una interrupción del trabajo judicial en el resto del edificio.

Los dispositivos ensayados en el Palacio de Justicia de Madrid se complementarán hoy con otros dispositivos localizados en los alrededores del edificio. La operación ha sido bautizada con el nombre de Roco, y en ella participan 225 hombres. En torno al contenido de la misma se guardaba ayer un estricto silencio, aunque parece que las mayores dificultades han sido planteadas por el control de la red de alcantarillas. Un helicóptero sobrevolará permanentemente la zona y estará en contacto con las fuerzas situadas en el Palacio de Justicia.

A partir de hoy habrá también custodia y medidas de seguridad para los magistrados de la sala segunda del Supremo, que deberán examinar los recursos de casación de los veinte procesados y del ministerio fiscal. En medios allegados a la abogacía se aseguraba ayer que esta situación no es nueva para el presidente de la sala, Fernando Díaz de Palos y para otros cuatro magistrados- Luis Vivas Marzal, Manuel García Miguel, Mariano Gómez de Liaño y Fernando Cotta y Márquez de Prado - que cuentan con una dilata vida profesional en el Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de abril de 1983