Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémico ascenso al generalato de Carrasco Lanzos

El ascenso al generalato de Félix Carrasco Lanzos, decidido en el Consejo de Ministros de la semana pasada, ha sido calificado cuando menos de "polémico", debido a que su nombre apareció -según informan a este periódico fuentes de toda solvencia- en algunas listas de jefes militares que podían tener relación con la operación desestabilizadora preparada para el 27 de octubre (27-0) del pasado año.El nombramiento, propuesto por el titular de Defensa, Narcís Serra, y aceptado por el Gobierno, ha originado numerosos comentarios en los diversos escalones de mando y entre los observadores del mundo castrense, debido a que suponían que el actual equipo ministerial había sido informado detalladamente sobre la documentación obtenida en torno al 27-0. Las citadas fuentes han indicado que desconocen si, con anterioridad al ascenso de Carrasco, el Ministerio de Defensa encargó alguna investigación especial sobre el jefe militar a los servicios de información correspondientes.

Por otro lado, el recién ascendido aún no ha sido designado a ningún destino, mientras otros coroneles ascendidos junto a él, como Castellanos Gómez o Delgado Losada, ya han sido nombrados esta misma semana para ocupar cargos concretos. Carrasco Lanzos ha estado destinado durante bastantes años en unidades de la División Acozarada Brunete número 1 (Madrid), y concretamente en la Brigada Mecanizada número XI y en el Regimiento Uad-Ras 55, en el que se encontraba hasta su actual ascenso. Se recuerda que, a raíz de los últimos ascensos, el propio Ministerio de Defensa hizo hincapié en que los mismos suponían el inicio de una nueva política del departamento en esta materia. La realizada por el anterior Gobierno fue criticada en numerosas ocasiones.

Condecoración a Recio

Por otra parte, el general de brigada Antonio Recio Figueiras ha sido condecorado con la gran cruz de San Hermenegildo, concedida a los militares en cuyas hojas de servicio no figura ninguna sanción disciplinaria y tienen una larga permanencia en las Fuerzas Armadas. Cuando se descubrieron los preparativos del 27-0, el general Recio estaba destinado, desde pocos meses antes, en el Estado Mayor de la II Región Militar (Sevilla). Un mes después de dicho descubrimiento, Recio fue designado para un nuevo destino, concretamente como jefe de tropas de Las Palmas, Fuerteventura y Lanzarote. El hecho produjo extrañeza en el propio ámbito militar, hasta el punto que fuentes bien informadas afirmaron que el general había sido arrestado a raíz de las investigaciones sobre el intento desestabilizador, extremo que fue desmentido por el Ministerio de Defensa.Igualmente, Recio Figueiras fue noticia en diciembre de 1980, a raíz del arresto que le fue ordenado por el general Juan Cano Hevia, entonces director de la Escuela del Estado Mayor del Ejército. Previamente, Recio había arrestado en dos ocasiones al comandante José Monge. Ugarte, destinado en dicha Escuela, quien había publicado una carta en ABC, en la que replicaba una información contraria al reingreso en el Ejército de los oficiales de la UMD (Unión Militar Democrática).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983