Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

La Asociación Británica de Diabéticos propone profundos cambios en la dieta de los enfermos

Un folleto recientemente publicado por la Asociación Británica de Diabéticos, titulado Recomendaciones dietéticas para los diabéticos en la década de los ochenta, ha levantado gran revuelo entre los diabetólogos y los enfermos que padecen esta extendida y molesta enfermedad. Entre los puntos más importantes se señala que el antiguo sistema dietético seguido por éstos desde hace cincuenta años, así como el tratamiento mediante insulina inyectada, no se encuentran aún plenamente comprobados. Se afirma, incluso, que la propia dieta establecida podría ser la responsable de la alta incidencia de enfermedades vasculares que sufren los diabéticos.

Olvidarse de la tradicional dieta, baja en azúcares o carbohidratos y alta en proteínas, y sustituirla por otra basada en alimentos con elevado contenido en fibra, es uno de los consejos que la asociación citada propone para sus miembros afectados por diabetes mellitus.Esta recomendación proviene de un minucioso estudio clínico, efectuado a lo largo de dos años en distintos países de Africa y Asia, donde los diabéticos consumen cantidades razonables de carbohidratos-, pero no suelen padecer enfermedades del corazón, el enemigo más peligroso a largo plazo de sus compañeros de enfermedad de los países occidentales. Según se desprende de las investigaciones realizadas, podría ser muy bien la dieta tradicional establecida hasta ahora, que compensaba a los diabéticos el exceso de glucosa en sangre, o hiperglucemia, provocado por trastornos en el metabolismo hidrocarbonado, el factor responsable directo del elevado porcentaje de dolencias cardiacas (arteriosclerosis, complicaciones microvasculares) que entre éstos se viene observando.

Vida más sana

El doctor Jim Mann, miembro del comité alimenticio de dicha asociación británica, ha manifestado que la nueva dieta no sólo proporcionará una vida más sana a los diabéticos, sino también a todo el mundo.Guisantes, alubias, lentejas, y pan integral, alimentos considerados de alta fibra y prohibidos anteriormente, podrán ahora encontrarse en los menús de los diabéticos.

Por el contrario, el queso y otros productos lácteos, la carne de cordero, de vaca y de cerdo,normalmente permitidos, estarán prohibidos taxativamente, por estar en ellos, según los bromatólogos británicos, el peligro de los efectos secundarios cardiovasculares.

Cambio importante

El cambio de una dieta a otra ha sido considerado en el Reino Unido como uno de los más importantes en la historia de la medicina. Para el doctor Ferré Cabrero, director nacional de la Lucha Antidiabética de la Cruz Roja Española, "no se trata% sin embargo, "de una noticia realmente' novedosa". Según el doctor Ferré, ya que desde hace al menos diez años las dietas de, nuestros pacientes se han ido abriendo y ampliando de acuerdo a su estado clínico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de enero de 1983