Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA-LEON

Martín Villa asegura que neutralizará el intento de separar León de la autonomía castellana

La polémica sobre la segregación de León de la región preautonómica castellano-leonesa, iniciada por AP con el apoyo de sectores ucedistas contrarios a Martín Villa, deberá resolverse a última hora de hoy durante una reunión extraordinaria de UCD convocada por el propio ex ministro. Este ha dado seguridades al Gobierno, según fuentes del PSOE, de que el compromiso anterior de su partido será respetado por los diputados provinciales, lo que supondría, en caso de confirmarse, la destitución automática del actual presidente de la Diputación, Julio César Rodrigo, que había convocado, a su vez, para mañana un pleno extraordinario proponiendo una autonomía de carácter uniprovincial.

En medios políticos se considera que Martín Villa ha logrado controlar a última hora los enfrentamientos internos en la UCD de León, con sólo algunas "indisciplinas" residuales. Estas procederían de la tentación de algunos diputados a fugarse hacia las filas de AP o de agravios personales que han salido a la luz tras la reciente derrota electoral. El propio Julio César Rodrigo manifestó ayer a EL PAIS estar dispuesto a abandonar la reunión convocada por Martín Villa si el tema era sometido a votación entre los asistentes, centrando, por el contrario, la batalla en el pleno de la Diputación del jueves.En éste, los diputados ucedistas, que disponen de una mayoría de casi dos tercios sobre el resto de los partidos, deberán pronunciarse nominalmente a favor de una u otra opción autonómica, en medio de una gran expectación propiciada por la Prensa local. Precisamente uno de los dos periódicos de León, controlado por el presidente de la patronal castellano-leonesa, Angel Panero, apoya incondicionalmente las tesis del actual presidente de la Diputación.

Los enfrentamientos entre UCD y AP sobre el futuro de la autonomía leonesa tienen como trasfondo la rivalidad de dos conocidas familias de políticos locales: la del propio Martín Villa y la del vicepresidente de AP, Fernando Suárez, cuyo hermano, José María Suárez, encabezó el 28 de octubre la lista de Alianza de candidatos al Congreso. En este sentido, una eventual derrota de Martín Villa en el pleno de la Diputación de mañana supondría un duro golpe en su trayectoria política, en favor del clan Suárez, que, a cambio, podría facilitar la entrada de antiguos militantes ucedistas en AP. El PSOE, por su parte, envió ayer a Madrid a su secretario provincial, Angel Capdevila y otros miembros de la ejecutiva para estudiar con el ministro de Administración Territorial, Quadra Salcedo, las implicaciones políticas y electorales del problema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 1983