Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin de la huelga en Pepsi-Cola al anularse las sanciones

La huelga que mantenía la plantilla de Bebidas Americanas, SA, filial de la multinacional norteamericana Pepsi-Cola Co. Inc., finalizó en la noche del lunes, al llegarse a un acuerdo mediante el cual la dirección se comprometía a retirar el expediente incoado a tres representantes del personal. El acuerdo incluía también la anulación de la sanción de doce días de empleo y sueldo a un trabajador, sanción que originó la huelga recién finalizada y que había empezado el pasado 27 de diciembre.El acuerdo fue obtenido a las 21.15 horas del lunes, por lo que el turno nocturno entró a trabajar normalmente tres cuartos de hora después. En el pacto sellado con la representación sindical, la dirección de Bebidas Americanas se obligó, asimismo, a respetar el libre ejercicio de los derechos sindicales.

Concretamente, anunció su visto bueno a la presencia de los delegados en todas las reuniones relativas a cuestiones de personal. La vuelta al trabajo de los cuatrocientos empleados quedó normalizada también por el hecho de que se garantizó la no aplicación de sanciones por motivo de la huelga realizada.

La central sindical mayoritaria en los centros de traba o de la empresa en Cataluña, UGT, valoró el acuerdo como "una victoria sindical absoluta, puesto que es la primera vez que una multinacional de este tipo reacciona de esta forma, reconociendo que Cataluña no es Puerto Rico, y que los derechos sindicales deben ser respetados".

El conflicto ahora solucionado se originó el pasado mes de diciembre, cuando la dirección de la empresa rechazó la presencia de los delegados sindicales en las conversaciones con un trabajador, en el centro de Santa Perpètua de Mogoda.

La tensión laboral en los centros de Bebidas Americanas tiene su origen en la necesidad de la empresa de incrementar sus niveles de competitividad, en un mercado muy condicionado por el fuerte peso de su más directo rival, Coca-Cola, que ostenta el 47% del mismo. Para ello, la dirección de la firma viene manteniendo una política de reestructuración laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 1983