Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del Estado Mayor del Ejército lamenta que no exista una reglamentación sobre defensa civil

El reconocimiento a la labor y esfuerzo realizado por las Fuerzas Armadas en las localidades valencianas de Carcagente y tras las inundaciones de finales de octubre, fue la nota predominante en la visita que realizó ayer a las dos ciudades el jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Ramón Ascanio. En un acto que se celebró en Valencia el teniente general lamentó que no exista todavía una reglamentación sobre defensa civil, lo que, en su opinión, pudo originar cierto confusionismo en los primeros momentos de la catástrofe.

Al terminar el recorrido por los dos núcleos urbanos, que fueron los más afectados por las inundaciones, el teniente general Ascanio destacó la solidaridad de todo el pueblo español, "que, sin reconocimiento de fronteras autonómicas , se ha volcado en ayudar al País Valenciano", durante su intervención en un acto celebrado en el cuartel de Marines, en Valencia. El teniente general pronunció unas palabras diferentes al discurso que tenía preparado, en las que resaltó la labor llevada a cabo por las unidades de las Fuerzas Armadas en Alcira y Carcagente, que incluso se negaron a ser relevadas."El heroísmo", dijo, "se produce también en tiempos de paz". Posteriormente destacó, como característica más importante, la solidaridad de todo el pueblo español con la tragedia, sin reconocimiento de fronteras autonómicas. "Podemos afirmar", agregó, "que las Fuerzas Armadas han puesto de manifiesto su eficacia y profesionalidad. No sólo sirven para defender a España del exterior, sino también para combatir a un enemigo inesperado, como ha sido el barro y el agua. Lo que señala la Constitución", subrayó, "de que los ejércitos son del pueblo, se ha hecho realidad. Las Fuerzas Armadas han acudido al lugar de España que más lo necesitaba".

En otro momento de su intervención indicó "que la disciplina y la subordinación al mando es lo que realmente hacen eficaces a las Fuerzas Armadas. Estas virtudes deben guiarnos siempre", continuó, "sin unidad no seremos fieles ni a las Reales Ordenanzas, ni a la Corona ni al pueblo del que procedemos".

El jefe del Estado Mayor del Ejército había visitado horas antes Carcagente y después Alcira. Los alcaldes de las dos localidades testimoniaron al teniente general el agradecimiento de todos los vecinos por la labor llevada a cabo en la zona por las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, también pusieron de manifiesto su malestar por no haber recibido aún las ayudas económicas prometidas por el Gobierno en funciones. En este sentido, el alcalde de Alcira, Francisco Blasco (PSOE) comentó que Calvo Sotelo, al visitar el pueblo pocos días después del desastre, y quizá abrumado por la magnitud del mismo, prometió ayuda económica inmediata, pero no se ha producido.

"Confío en que este problema se resuelva", indicó el alcalde, "de un modo inmediato. Al Gobiemo Civil de Valencia han llegado trescientos millones de pesetas, de los 3.000 que se solicitaron, y a Alcira le han sido entregados unos cien millones, pero necesitamos alrededor de ochocientos millones para paliar, en parte, los daños producidos por las inundaciones. Hasta que no llegue esa cantidad", explicó, "no se procederá al reparto, con el fin de que ninguna persona salga beneficiada antes que otra".

Profundas reformas

El alcalde también manifestó al teniente general que, por sentido de moderación, han concedido el beneficio de la duda hacia las autoridades sobre sus presuntas responsabilidades en las inundaciones. No obstante, señaló que es necesario acometer profundas reformas en la infraestructura, para evitar o disminuir los efectos catastróficos de las inundaciones.Después de terminar la visita a Carcagente y Alcira, el teníente general Ascanio se trasladó al cuartel de Marines, en Valencia, donde tuvo una sesión informativa sobre las inundaciones. El capitán general de la III Región Militar, Rafael Allende Salazar, explicó con detalle todos los trabajos efectuados por las Fuerzas Armadas desde el primer momento, y anunció que a finales de semana se retirarán a los cuarteles por haber teminado su labor.

El balance del trabajo realizado, en síntesis, es el siguiente.

- Las FAMET han efectuado 156 misiones, ochenta el Ejército del Aire y 31 la Armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1982