Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abren un tercer sumario por presunta falsedad y estafa al ex presidente del Banco de los Pirineos

La sección quinta de lo penal de la Audiencia Provincial de Barcelona ha ordenado la apertura de un sumario contra el ex presidente del Banco de los Pirineos, Higini Torras Majem, por los presuntos delitos de falsedad en documento, estafa y apropiación indebida. Este es el tercer sumario que se instruye contra Higini Torras Majem como consecuencia del desastre del Banco de los Pirineos y de sus empresas filiales.

El primero de los sumarios fue instruido a petición del fiscal de la Audiencia Provincial de Gerona (Girona) por un presunto delito de falsedad, supuestamente cometido en los libros de contabilidad del Banco de los Pirineos. El segundo procesamiento fue abierto poco tiempo después por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona por las supuestas irregularidades cometidas en la empresa Alra, filial del Banco de los Pirineos.El tercer sumario contra Higini Torras Majem ha surgido a raíz de la querella presentada el pasado mes de marzo por dos modestos inversionistas del grupo de empresas Fomento de Iniciativas Empresariales, Sociedad Anónima (FOMINE), perteneciente también al pool Pirineos. La querella fue desestimada por el Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona, al considerar que se trataba de un caso civil. El auto fue recurrido en la Audiencia por el letrado penalista Francesc Molins, consiguiendo finalmente no sólo la aceptación de su escrito sino también la apertura de un sumario.

Nueva acción legal

Esta nueva acción legal contra Higini Torras Majem, actualmente en paradero desconocido, fue instada por los hermanos Dolores y Julio Peñaranda Martínez, empleada de hogar y obrero sin cualificar respectivamente, quienes, "fiados de la propaganda de sustanciosos beneficios", colocaron todos los ahorros de su vida, cinco millones de pesetas, en una de las empresas de inversiones del Pirineos. Los dos inversionistas recibieron a cambio unos pagarés, que debían hacerse efectivos el pasado 24 de enero.El 24 de enero, los dos inversionistas se dirigieron a la sede de la empresa, en un intento de cobrar no sólo los intereses sino también de recuperar su capital. Sin embargo, los hermanos Peñaranda Martínez no lograron su propósito, ya que se les dijo que las firmas estampadas en los documentos eran falsas.

Los querellantes plantearon entonces su reclamación ante el Banco de los Pirineos, que aparecía como avalista de la operación.

Pero los responsables de esta entidad afirmaron que ellos tampoco podían hacerse cargo de su reclamación por encontrarse en suspensión de pagos. Ante esta situación de indefensión los hermanos Peñaranda Martínez decidieron plantear una querella ante el juzgado de guardia.

El sumario abierto ahora en el Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona contra Higini Torras Majem afecta también a Francisco Toló Verdeny, consejero de algunas de las sociedades del grupo del Banco de los Pirineos. Los dos industriales catalanes podrían ser procesados en los próximos días.

El Banco de los Pirineos fue declarado el 27 de mayo pasado en situación de insolvencia definitiva por el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Barcelona, tras haber solicitado la suspensión de pagos en diciembre anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de noviembre de 1982