Los tambores de Calanda redoblan en París

Los famosos tambores de Calanda redoblaron en París por Luis Buñuel para participar, a su estilo, en el gran homenaje que se dedica estos días en la capital francesa al cineasta español más importante de todos los tiempos.El grupo de tambores de Calanda, pequeña localidad aragonesa que se enorgullece de ser la cuna de Luis Buñuel, armó un auténtico escándalo festivo en las calles de París cuando hizo sonar, el lunes por la tarde, los atronadores golpes que homenajeaban a su ilustre paisano.

Vestidos con su acostumbrado ropaje morado y presididos por la efigie en cera del propio Buñuel, los veinte o veinticinco tambores de Calanda hicieron un pequeño recorrido por el centro de París, para acabar montando su espectáculo en el Centro Pompidou.

Los tambores de Calanda, utilizados por Luis Buñuel en sus películas El y El ángel exterminador, todavía conservan en su piel huellas de la sangre que los mozos se dejaron durante la pasada Semana Santa, cuando, según la costumbre de Calanda, los tamboriles tocan ininterrumpidamente las veinticuatro horas del día.

El homenaje a Luis Buñuel empezó el pasado de noviembre con la presencia simbólica de este gran cineasta, cuya efigie en cera llegó a París ese día acompañada por el hijo, Juan Luis, y las dos hermanas del propio Buñuel.

La efigie en cera, que preside desde entonces todos los actos previstos para homenajear a Luis Buñuel, es una obra de Enrique Alarcón, director del Museo de Cera de Barcelona, que representa al maestro.

Intelectuales, actores, actrices y técnicos que han pasado por la vida de Buñuel continúan hasta finales de mes la celebración de un homenaje que ha sido organizado por el Centro Cultural de México en París, Radio France Interilationale, la Biblioteca Española de París, el Festival de Otoño y el centro Pompidou.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de noviembre de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50