Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un asesinato enrarece el clima político argentino

Buenos Aires

Argentina se despertó ayer con miedo a un retorno al terror que marcó a este país entre 1976 y 1979. El motivo es el descubrimiento en el centro de Buenos Aires del cadáver de un publicitario, Marcelo Dupont, hermano de uno de los testigos en el proceso por el asesinato de la diplomática Elena Holmberg.

El cuerpo de Marcelo Dupont, secuestrado él 30 de septiembre, fue encontrado en un barrio residencial. La policía cree que fue arrojado, al menos, desde un cuarto piso, después de ser semiestrangulado.Poco antes del secuestro de su hermano, Gregorio Dupont, ex funcionario de Asuntos Exteriores, reveló ante el juez que Elena Holmberg, agregada de Prensa en la Embajada argentina en París en 1978, tenía pruebas de que "el almirante Emilio Massera (entonces comandante en jefe de la Armada) había entregado dinero a los montoneros", organización guerrillera contra la que los militares han librado una guerra sin piedad, que se ha saldado con millares de muertos y desaparecidos.

El Gobierno argentino ha condenado la muerte de Marcelo Dupont, "que amenaza la paz y la tranquilidad de la República".

Massera dijo ayer, en un programa televisado, que detrás de todo el tema hay una mano negra que intenta desacreditarle, y ha pedido una entrevista con el presidente Bygnone.

La justicia ha reabierto el sumario de Elena Holmberg, que fue secuestrada y asesinada en Buenos Aires en 1978, tras las acusaciones del ex ministro de Economía Juan Alemann en el sentido de que el almirante Massera está implicado en las actividades en Argentina de la logia masónica P-2. Tomás Anchorena, que era embajador en Francia en 1978, indicó que Holmberg había sido llamada a Buenos Aires debido a sus fricciones con oficiales de la Marina encargados de un servicio de Prensa, puesto especialmente en marcha en París al margen del servicio oficial de Prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 1982