Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Cobos dirigirá la Orquesta Nacional desde enero de 1984

Jesús López Cóbos se hará cargo de la dirección de la Orquesta Nacional a partir del día 1 de enero de 1984, una vez que se han cumplido o están en vías de serlo las condiciones exigidas por el actual titular de la Opera de Berlín para aceptar su designación. El reglamento de la orquesta publicado el pasado jueves en el Boletín Oficial del Estado asegura la aceptación. López Cobos estuvo ayer en Madrid, para estar presente en el entierro de su madre. El futuro director de la ONE viajó por la noche a Helsinki (Finlandia), donde hoy dirige un concierto.Las oposiciones para cubrir las vacantes existentes en la ONE, salvo nueve puestos, la publicación en el Boletín Oficial del Estado del reglamento, y la aprobación ayer en el Consejo de Ministros de la ampliación de la plantilla de la orquesta abren el camino para que López Cobos responda afirmativamente a las propuestas que le hiciera el director general de Música y Teatro, Juan Cambreleng. Esta aceptación ya es prácticamente oficial.

"La ONE necesitaba la infraestructura que supone el nuevo reglamento", dice Cambreleng. "En primer lugar, era de justicia y elemental criterio organizativo su redacción y, en definitiva, porque redundará en el mejor funcionamiento y mayor rendimiento artístico de la entidad. Nada más lógico, entonces, que la petición de López Cobos para que se resolviera un asunto pendiente desde la misma fecha de nacimiento de la Orquesta Nacional".

López Cobos envió el 1 de septiembre una carta al director general de Música y Teatro, en la que entre otras cosas, explica cuáles son "las condiciones indispensables" para la elaboración de aquel reglamento. Tales condiciones ya fueron expuestas por él en 1980.

"Con la convocatoria de las oposiciones (hasta el momento, sólo al un número limitado de plazas disponibles) y con la aprobación del reglamento por parte del Consejo de Ministros, se han cumplido dichas condiciones". "Por mi parte, y tras la experiencia durante una temporada en la Opera de Berlín, creo que estoy en condiciones de aceptar, en principio, la oferta del Ministerio de Cultura para, a partir del 1 de enero de 1984, hacerme cargo de la dirección artística de la ONE", dice López Cobos en su carta.

A continuación, López Cobos hace una serie de puntualizaciones sobre los problemas del ente autónomo Orquesta y Coros Nacionales, que ha podido conocer de cerca durante el tiempo que viene desempeñando la dirección asociada de la orquesta, advirtiendo que es su propósito no firmar el contrato como director titular de la ONE hasta que dichos problemas estén resueltos.

Tales problemas son la convocatoria de oposiciones a las plazas que aún quedan libres, garantías de que lo más tarde, en 1984-1985, sea ampliada la plantilla de la orquesta a un mínimo de 124 plazas (el Consejo de Ministros ha aprobado ya esta ampliación), resolver la absurda situación actual de contratación de profesores que no son de plantilla, limitada a una temporada y vuelta a la situación anterior en la que cabía la posibilidad de profesores interinos y dar una solución definitiva a la situación del Coro Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1982