Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCIA

Las autoridades de Algeciras intentan descongestionar la avalancha de vehículos

Unos 50.000 ciudadanos marroquíes, procedentes de diveros países europeos, se encuentran en Algeciras a la espera de atravesar el estrecho de Gibraltar, con el objeto de regresar a su país para disfrutar de las vacaciones estivales. Aunque la avalancha inicial, que colapsó la semana pasada la ciudad, ha sido encauzada por la actuación de las autoridades españolas, más de 20.000 vehículos conducidos por marroquíes se encuentran estacionados en un aparcamiento provisional, habilitado en una explanada por el Ayuntamiento, soportando a pleno sol la espera, atendidos en sus necesidades mínimas por un servicio montado conjuntamente por la Cruz Roja Española y el Creciente Rojo marroquí.Durante todos estos días pasados, los transbordadores de las compañías Transmediterránea e Isnasa están cubriendo el servicio entre Algeciras, Ceuta y Tánger ininterrumpidamente, consiguiendo una media de veintitrés viajes a Ceuta y cinco a Tánger, lo que equivale a un desplazamiento diario de unos 4.000 vehículos y unas 22.000 personas.

Las medidas que las autoridades españolas, tanto municipales como del subgobierno civil del campo de Gibraltar, han implantado para evitar el colapso en Algeciras, están dando sus frutos. Los vehículos, en cupos de cien, son desviados por la Policía Municipal y la Guardia Civil de Tráfico hacia el aparcamiento que el Ayuntamiento de la ciudad ha habilitado provisionalmente.

Las previsiones efectuadas, fijan el restablecimiento de la normalidad para finales de esta semana, considerando la capacidad de absorción de los transbordadores y la continuación de las actuales circunstancias climatológicas.

Desde la medianoche del lunes hasta las cuatro de la tarde de ayer, informa Luis Manuel Aznar, se habían adentrado en territorio marroquí por el puesto fronterizo ceutí de El Tarajal cerca de 2.000 vehículos, portadores en su mayoría de cuatro ocupantes cada uno.

El sistema ideado por la Policía Municipal ceutí para evitar colapsar la ciudad con el tráfico de los vehículos marroquíes desde el puerto hasta la frontera, consistió en agruparlos en bloques de un centenar y hacerlos preceder de un agente en moto.

Sin embargo, a mediodía de ayer algunos de los conductores de los mismos perdieron la paciencia y rompieron las cadenas que rodean dicho aparcamiento. A raíz de esto, entre doscientos y trescientos vehículos se adentraron por su cuenta en el centro urbano ceutí, ocasionando un monumental colapso del tráfico. Miembros de la Policía Municipal, Guardia Civil y Policía Nacional hubieron de intervenir para reencauzar los vehículos hacia la frontera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 1982