Beguin quiere conocer las verdaderas intenciones de la OLP

El primer ministro de Israel, Menájem Beguin, afirmó ayer que Philip Habib le ha prometido, en las próximas 48 horas, una respuesta clara sobre las verdaderas intenciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que se encuentra cercada en Beirut oeste.Es muy posible que el enviado especial del presidente Reagan haya conseguido, al fin, encontrar países árabes (Jordania, Siria, Egipto e incluso Arabia Saudí) dispuestos a acoger a los combatientes palestinos, con su armamento. Todo depende ahora de Yasir Arafat y de sus hombres: ¿estan dispuestos, sí o no, a abandonar Beirut? "Habib espera de la OLP un compromiso claro y sin ambigüedades", precisó Beguin.

Philip Habib pidió a los dirigentes israelíes que aprobasen su plan, que ha sido ajustado durante sus entrevistas con el presidente Hafez el Asad, de Siria; el rey Hussein de Jordania; el presidente Mubarak, de Egipto, y el rey Falid, de Arabia Saudí. Según este plan, la OLP evacuaría Beirut en dos etapas. Tras la primera -la evacuación de una parte de los militantes de la OLP-, se pediría a Israel que aliviase el cerco sobre Beirut oeste y se retirase algunos abandonado Beirut -segunda etapa-, comenzarían las negociaciones sobre la retirada de las tropas extranjeras -sirios, resto de la OLP, israelíes- del territorio libanés.

Hasta ahora, Israel se había negado categóricamente a retirarse aun simbólicamente, de las afueras de Beirut "antes de que el último terrorista palestino no haya abandonado la ciudad".

Habib parecía mas bien optimista tras sus conversaciones con Menájem Beguin, ya que seguramente había obtenido un aligeramiento de las posiciones israelíes. Este corresponsal ha podido saber que los dirigentes israelíes no rechazan a priori una eventual retirada parcial de Beirut, en medio y no al final de la retirada de las fuerzas de la OLP. Sin embargo, en Jerusalén se insiste en que Israel "debe primero tener la certeza de que los terroristas palestinos y sus jefes han comenzado a evacuar Beirut".

En resumen, los dirigentes israelíes han dado un nuevo plazo a Habib para concluir su misión diplomática. Sin embargo, Beguin y Sharon no han aceptado la petición de Habib para detener los bombardeos intensivos que llueven sobre Beirut oeste. Israel parece decidido a mantener la presión militar sobre la OLP, a fin de convencer a Yasir Arafat y a los otros dirigentes palestinos de que no tienen nada que ganar -al contrario- prolongando las negociaciones, en la esperanza de "transformar una derrota militar en una victoria política", se afirma en Jerusalén. La primera tarea de Habib, de vuelta a Beirut, será negociar un nuevo alto el fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 28 de julio de 1982.

Lo más visto en...

Top 50