Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRENSA

El 'caso Sofico', analizado como paradigma de las contradicciones entre el poder y la Prensa

El escritor y periodista Jorge Martínez Reverte intervino en la mañana de ayer en el curso organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander, en torno a la Prensa como contrapoder y que dirige el periodista Miguel Angel Aguilar. Martínez Reverte pasó revista al caso Sofico, que, en cierta medida, inspiró su primera novela, Demasiado para Gálvez.

Según Martínez Reverte, el caso Sofico es paradigmático de las contradicciones entre la Prensa y el poder en un régimen autoritario. La labor de la Prensa en aquella ocasión se extendió, no sólo a la información, sino a la crítica indirecta a todo el sistema político. Sofico -dijo el conferenciante- era una empresa de laboratorio del franquismo, basada en unas pretensiones especulativas y cubierta por los apoyos que hombres ligados a las instituciones del régimen brindaban. Sólo la debilidad del Estado, que registraba la oposición de crecientes sectores sociales, permitió que la Prensa aprovechara el resquicio para -de una forma indirecta- dar el golpe de gracia a la credibilidad, ya muy deteriorada, del sistema franquista, mostrando la corrupción que impregnaba todos sus aparatos. Martínez Reverte afirmó, además, que hoy no sería posible un funcionamiento similar de la Prensa, porque es más difícil politizar cualquier asunto financiero.

En la sesión de anteayer participó el redactor jefe del semanario francés Le Canard Enchaine, Claude Angelli, que centró su conferencia en cómo había sido descubierto el affaire de los diamantes que el ex emperador de la República Centroafricana regaló al presidente francés Valery Giscard D'Estaing. El papel jugado por el resto de la Prensa gala, que no investigó en ningún momento el tema, limitándose a reproducir los descubrimientos del semanario, cuando no de adopción de una postura de ocultamiento, como fue el caso de la agencia nacional France Presse, en un primer momento, y del diario comunista L'Humanite. Angelli resaltó que el affaire Bokassa fue uno más entre los muchos asuntos de corrupción que se produjeron durante la etapa de Giscard al frente del Elíseo, y con anterioridad, en su etapa de ministro de Finanzas.

Las implicaciones económicas del escándalo y su incidencia en la política exterior francesa, con la utilización del aparato policial y militar del Estado para encubrir al presidente, así como en las relaciones comerciales, que fueron de favor, con la República Centroafricana, fueron. analizadas por el conferenciante.

Por su parte, el director de Diario 16, Pedro J. Ramírez, que tituló su conferencia "Del caso Watergate al falso Pulitzer", señaló que estos dos sucesos se corresponden con "historias con los mismos escenarios. Cara y cruz de la misma moneda. De un lado, la Prensa hace caer a un presidente; de otro, ve caer sobre sí la losa de la incredulidad y el bochorno, aunque supuso la concesión del Premio Pulitzer el año pasado a un reportaje que posteriormente se evidenció como falso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de julio de 1982