Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aparece en 'facsímil' 'El Cantón Murciano', una historia de seis meses de rebeldía

El Cantón Murciano, diario del cantón de Cartagena (22 de julio al .24 de noviembre de 1873), ha sido reproducido en facsímil por la Editora Regional, del Consejo Regional Murciano. El volumen viene a cubrir un hueco muy importante en la historia de esta comunidad y contribuye fundamentalmente a dar a conocer al país un período decisivo de la historia española: la sublevación espontánea de varias ciudades que se proclaman en cantones independientes "del poder centralista de Madrid". La ciudad de Cartagena fue la única que resistió por espacio de seis meses el sitio que puso a ese punto el general Martínez Campos.Ahora, por primera vez, el público puede conocer directamente el acontecer diario dentro del cantón murciano, donde se llegó a acuñar moneda, y cuya junta de gobierno llegó a declarar la guerra a Prusia.

La reproducción del diario oficial de la federación es mucho más que una anécdota en los acontecimientos del siglo pasado. A través de la lectura de este periódico se puede comprobar cómo el alzamiento del pueblo cartagenero durante la Primera República significaba la revolución soñada por los liberales y utópicos. María Teresa Pérez Picazo, historiadora murciana responsable de la edición, sintetiza el contenido ideológico de los 94 números de este periódico cantonal al decir que "IA fe en la libertad y en la república federal, y la aspiración a que estos ideales lograran la remodelación de un hombre nuevo y la redención de la humanidad". La historiadora recuerda cómo el utopismo que alimentó estos planteamientos ha sido durante largo tiempo. el mismo de la izquierda española.

Aunque el cantón cartagenero fue un levantamiento urbano, de ideología estrictamente liberal, que reivindicaba una mejor organización del mu,nicipio, mayor autonomía respecto del poder centralista y el fin de quintas y consumos, el pueblo se otorgó nueVas libertades. Así, el diario del cantón recoge en su primera página lo que pudiera ser la primera sentencia de divorcio. Igualmente, se instauran los tribunales populares que juzgan a los traidores a la causa. El hecho de que dicho tribunal de justicia no condenase a ningún reo a la pena de muerte es signíficativo. Un emocionado editorial del número 22 relata el juicio popular contra Juan Cano, acusado de: matar a« Francisco Calderón. Cano se salvó de la muerte. "La satisfacción de haber librado a un hombre de la muerte sella el pacto qué los cartageneros han hecho para siempre con la causa de la humanidad y de la justicia".

La lectura del periódico federal muestra un contenido altamente moralizante. Pérez Picazo afirma que los redactores del cantón soñaban con la reforma total de la humanidad, de la mano de la. fraternidad universal, así como de la abolición de la ignorancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 1982