Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MUSICA CLASICA

El mensaje de paz de Pau Casals

El Departamento de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalidad de Cataluña, con motivo del Mundial-82, ha organizado una serie de actos musicales de muy buena calidad artística durante los meses de junio y julio: música sinfónica, ballet y ópera, que tienen lugar en cuatro marcos distintos: Palau de la Música, Gran Teatro del Liceo, basílica de Santa María del Mar y plaza de la Catedral.Dos audiciones de El pessebre, de Pau Casals; cuatro del ballet The Scottish Ballet, con ,la Orquesta del Gran Teatro del Liceo; cinco de la ópera de Gershwin Porgy and Bess, a cargo del NeW York Harlem Opera Ensemble; una sesión dedicada al jazz, bajo el título Una nit del jazz; un concierto de la soprano Montserrat Caballé con la Orquesta Ciudad de Barcelona, y para concluir, un concierto sinfónico a cargo de la célebre agrupación londinense Royal Philarmonic Orchestra, dirigida por Antal Dorati.

El pessebre, de Pau Casals

Intérpretes: Mari Carmen Bustamante, Montserrat Aparici, José Ruiz y Enric Serra. Orquesta Ciudad de Barcelona y Orfeó Catalá. Director: Salvador Mas. Palau de la Música. Barcelona. 18 de junio.

El pasado día 18 pudimos escuchar la primera de las audiciones de El pessebre, de Pau Casals, en una emotiva versión de la Orquesta Ciudad de Barcelona dirigida por Salvador Mas, en la que participaron el Orfeó Catalá y cuatro solistas vocales de prestigio. En el concierto destacó la presencia de Enric Casals, que tan ligado estuvo en la carrera artística de Pau y a quien se debe la instrumentación de El pessebre.

Pau Casals fue el víoloncelista más grande de su tiempo y, además, considerado por muchos ilustres músicos también el intérprete más completo. Amén de sus grabaciones como violoncelista y como director que hoy sirven de ejemplo y que tanto conmueven por su profunda musicalidad, el gran artista vendrellense nos ha dejado también unas cuantas composiciones, entre las que destaca el oratorio El pessebre.

Casals, atraído por el texto del poeta Joan Alavedra, inició la composición en 1943, y fueron varios los años de minuciosa elaboración. Enemigo de la violencia y de la injusticia, quiso con esta partitura brindarnos un mensaje de paz, una música capaz de llegar a nuestros corazones con el solo fin de estimular la comprensión y la hermandad.

La partitura, que podría parecer un tanto desfasada por su clara afiliación romántica, por venir de quien viene y por la sinceridad y nobleza de los sentimientos expuestos, ocupará siempre un lugar de honor en nuestra literatura compositiva.

Salvador Mas fue el principal artífice de la bella versión escuchada en el Palau. Imprimió carácter y no dejó desvanecer la música en ningún momento. Coordiné perfectamente la orquesta, el coro y los,cuatro solistas vocales, logrando siempre el clima adecuado.

La Orquesta Ciudad de Barcelona estuvo correcta. El Orfeó Catalá, salvo un exceso de griterío en los momentos de tensión, también actuó con eficacia. Pero fueron los cuatro cantantes solistas quienes lograron las más bellas calidades. La voz de Mari Carmen Bustamante brilló por la elegancia, y musicalidad. La de Montserrat Aparici, aunque no tan bella, emergió potente y expansiva. José Ruiz impresionó por la calidad en el frasco, mientras que Enric Serra demostró una vez más ser un bajo de gran escuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de junio de 1982