Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sentencia por la rebelión militar del 23-F

El PCE, contra la permanencia en el Ejercito de algunos procesados

El secretariado del Partido Comunista de España (PCE) difundió ayer por medio de Nicolás Sartorius, vicesecretario general del partido, una nota al concluir una reunión que celebró para analizar la sentencia, en la que afirma que estima necesario recurrir la sentencia ante la sala segunda del Tribunal Supremo y muestra su coincidencia con la voluntad anunciada con el Gobierno en este sentido. "De la aplicación de una parte de las penas impuestas deriva la permanencia activa en el Ejército", afirma el comunicado, "de una serie de procesados que, a nuestro entender, han violado los mandatos constitucionales y las ordenanzas militares que, en todo momento excluyen la obediencia debida a órdenes que atenten contra el ordenamiento constitucional".La dirección del Partido Comunista señala también que "al lado de condenas acertadas como la de Jaime Milans del Bosch y Antonio Tejero Molina existen, indudablemente, en las sentencias aspectos graves y negativos como calificaciones inadecuadas y penas claramente insuficientes que dan lugar a una lógica insatisfacción".

Paralelamente, el secretariado del comité ejecutivo del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) emitió anoche un comunicado en el que señala que recibió la noticia de la sentencia "con profunda consternación" al tiempo que calificaba su contenido de "claramente insatisfactorio desde el punto de vista de los hechos que protagonizaron los acusados y contradictoria en el detalles de las condenas dictadas".

A juicio del PSUC las condenas de treinta años a Milans y Tejero "se corresponden con su papel de inspiradores y ejecutores directos mientras que el resto de las sentencias no se corresponden". El partido considera especialmente preocupante que algunos de los oficiales que irrumpieron en el Congreso hayan sido absueltos".

Finalmente, el PSUC agrega que se identifica con las opiniones tendentes a reclamar que el Gobierno plantee un recurso contra la sentencia del Consejo Supremo de Justicia Militar.

El secretario general del partido, Santiago Carrillo, se vió sorprendido en Suecia por la publicación de la sentencia. Fuentes comunistas manifestaron que, a última hora de la tarde de ayer, Carrillo trataba de encontrar un vuelo hacia Madrid para lo antes posible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 1982