Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaragoza dedicará un museo a la obra de Gargallo

Zaragoza va a contar con un museo dedicado a Pablo Gargallo, gracias al convenio que acaban de firmar la hija del escultor aragonés, Pierrette Gargallo, y el alcalde de la ciudad, en nombre del Ayuntamiento.El acuerdo es doblemente importante porque establece una valiosa donación de obras y supone, además, la recuperación de uno de los más singulares palacios aragoneses del siglo XVII.

Pierrette Gargallo, cumpliendo el deseo de su padre de que sus trabajos se recogieran en su provincia natal (Pablo Gargallo nació en la localidad zaragozana de Maella, el 5 de enero de 1881), se compromete a la donación de una serie de obras y los moldes originales de otras. Concretamente, cede al Ayuntamiento los derechos de reproducción en bronce de veintiocho esculturas de diversas etapas de la obra de Pablo Gargallo, desde 1910 a 1933, y también varias piezas únicas. Del conjunto destacan tres esculturas, diez dibujos originales, diez bocetos de juventud, seis cartones recortados con proyectos para esculturas metálicas y numerosos documentos relacionados con su vida.

El museo se instalará en el palacio de los condes de Argillo, típico edificio aragonés con una singular fachada barroca, que está situado en el casco antiguo de la ciudad, en la plaza de San Felipe. Precisamente allí, en el llamado torreón de Fortea, se prepara también otro interesante proyecto: el museo de Pablo Serrano, para el que otro famoso escultor aragonés tiene grandes ideas, como la de convertir la plaza en un centro vivo de arte.

La parte del Ayuntamiento de Zaragoza en el presente convenio va también en este sentido. No sólo se compromete a efectuar las obras de restauración del palacio -ahora en estado de semirruina-, sino a dar empuje a la actividad escultórica de la ciudad, instalando en el museo un taller para artistas jóvenes y una sala de exposiciones para escultores consagrados y nuevos valores.

Será también el Ayuntamiento quien correrá con todos los gastos de la fundición, acabado, transporte, seguros e impuestos de la obra donada.

Un punto interesante de este convenio es quel en el museo figurarán exclusivamente obras de Pablo Gargallo, tanto las ahora donadas como las que pueda adquirir directamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1982