Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golpe de Estado militar en Bangladesh "para acabar con la corrupción imperante"

Hosein Muhamad Ershad, de 52 años, jefe del Estado Mayor del Ejército de Bangladesh, protagonizó en la madrugada de ayer un golpe de Estado incruento que derrocó al presidente constitucional Abdus Sattar, de 76 años, y a su Gobierno civil, decretó la ley marcial, suspendió la Constitución y el Parlamento y se proclamó nuevo jefe del Estado.Las causas de este golpe parecen hallarse en las renuencia de Abdus Sattar a fortalecer la presencia militar en el Gobierno de Bangladesh.

Aunque se desconocen algunos detalles del golpe militar, el cuarto que se registra en Bangladesh desde 1975, la capital, Dacea, permanecía ayer en calma. Al parecer no ha habido derramamiento de sangre. Los miembros del Gabinete permanecen bajo arresto domiciliario y las calles de las principales ciudades son patrulladas por unidades militares. El aeropuerto de Dacca no ha sido cerrado al tráfico durante el golpe y las líneas de télex y de teléfonos permanecen abiertas.

Justificación

El general Ershad, a través de la radio oficial, justificó su golpe de Estado "para acabar con la corrupción imperante".La primera medida del nuevo hombre fuerte de Bangladesh fue el nombramiento de los administradores de la ley marcial, el almirante Mahabub Alí Jan, jefe de la Marina, y del vicemariscal Sultan Mohamed, jefe de la Aviación.

Indira Gandhi, primera ministra de la India, país fronterizo de Bangladesh aseguró en Londres que su país "se muestra preocupado si existe inestabilidad en las fronteras de la India", y añadió que Nueva Delhi "prefiere tratar con Gobiernos elegidos democráticamente". Las tropas indias de los acantonamientos fronterizos fueron puestas en estado de alerta, si bien fuentes oficiales de Nueva Delhi aseguraron que se trata de una medida rutinaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982