Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Educación dimitirá si la LAU no es "una realidad en un plazo razonable"

"Si se presentaran obstáculos que carecieran de la entidad suficiente e hicieran que la LAU no pudiera ser una realidad en un plazo razonable, actuaría como procede y mi dignidad reclama: me reincorporaría a mis actividades docentes e investigadoras", manifestó ayer el ministro de Educación, Federico Mayor Zaragoza, en unas declaraciones a Efe. El ministro afirma que la LAU es urgente y adecuada, y que el presidente del Gobierno comparte este punto de vista, y hace fuertes críticas a la actitud socialista y la de su compañero de partido, Oscar Alzaga.

A una pregunta sobre la postura de este diputado en la reunión que el grupo parlamentario de UCD celebró el martes para estudiar la LAU, responde el ministro que "aunque todas las posiciones son respetables, es cierto que me han sorprendido el destiempo, la destemplanza y la inadecuación de algunas intervenciones y en particular la de don Oscar Alzaga. Pero otras han sido positivas e interesantes. Hay que destacar la asistencia de los miembros del grupo parlamentario de UCD que pertenecen a la comisión de Educación y Ciencia, que conocen a fondo el tema, y muy en particular la de los ponentes, que aseguran con su sólida formación e información sobre tan compleja cuestión su adecuada consideración y tratamiento"."Personalmente", añade Mayor Zaragoza, "he dedicado muchas horas a contribuir a mejorar esta ley, plenamente convencido, como universitario, como ex rector, y con la experiencia de varios años de director general adjunto de la UNESCO, de que es una ley necesaria y urgente, y que constituye una base adecuada para iniciar el cambio que nuestra universidad requiere con tanto apremio. Y no se puede proclamar que hay cosas que deben cambiar y después procurar que nada cambie".

"E] presidente del Gobierno comparte estas apreciaciones. Por otra parte, el ministro adjunto y presidente del grupo parlamentario, don Jaime Lamo de Espinosa, así lo ha manifestado sin vacilación alguna". concluye la respuesta.

En cuanto a una posible dimisión de su puesto, el ministro afirma que será "consecuente", y explica que sólo le importa "dentro de esta importante área de mi competencia lo que redunde en beneficio de la universidad, de los profesores y de los estudiantes, que es lo que redunda en beneficio de la sociedad entera. En un lugar como el que ocupo, que se caracteriza por la magnitud y número de problemas, hay que evitar que el cúmulo de cuestiones de cada día nos impida tener siempre bien presentes los grandes objetivos que deben orientar nuestra acción".

Sorprendido con Peces Barba

Finalmente, el ministro indica que le han "sorprendido tanto el contenido de las declaraciones como la precipitación con que ha actuado" Gregorio Peces Barba, quien afirmó el martes que se está ante "una retirada encubierta" de la LAU y que el ministro no había mantenido su palabra. "Puesto que considero que se trata de una reacción poco meditada, en un momento de confusión", agrega Mayor Zaragoza, "Ie disculpo lo que ha dicho sobre mí, que solo he tratado de perfeccionar la LAU y acopiar en la medida de lo posible, con las menores fricciones propias de todo ajuste, las cien piezas que la actual situación presenta y disponer pronto, en cualquier caso antes del próximo curso, de esta ley orgánica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982

Más información

  • Mayor Zaragoza afirma que el presidente del Gobierno comparte su opinión de que la ley es urgente y adecuada