PAÍS VALENCIANO

Importante campaña de repoblación forestal en la provincia de Valencia

Varios miles de personas vienen participando de forma voluntaria durante las últimas semanas en la repoblación de árboles en diversos puntos de la provincia de Valencia. Por una parte, unas 7.000 u 8.000 personas entre niños y adultos han tomado parte en la repoblación forestal de unas ochocientas hectáreas de la región.

En esta superficie se han plantado unos 5.000 árboles y arbustos y aproximadamente 80.000 semillas de especies autóctonas facilitadas por el servicio forestal de la Diputación provincial. Por otra parte, hace pocas fechas concluyó una operación de repoblación popular convocada por el ayuntamiento de Valencia, que ha supuesto en total unos 16.000 nuevos árboles dentro del término municipal.Las plantaciones efectuadas en la provincia con semillas y plantas de la diputación se realizaron el domingo y el jueves pasados, aunque el servicio forestal de dicha institución continúa realizando plantaciones de especies autóctonas. La participación de voluntarios está en función de la convocatoria del Día del árbol, realizada por Acció Cultural del País Valencià, no sólo en la provincia de Valencia, sino también en diversas comarcas de las provincias de Alicante y Castellón. Las Cajas de Ahorro de Alicante y Murcia y la de Castellón han colaborado junto a otras muchas entidades.

La novedad de la repoblación forestal llevada a cabo en la provincia es que, a diferencia de lo que es tradicional en las actuaciones del Instituto para la Conservación de la Naturaleza (ICONA), únicamente se han plantado especies autóctonas de la zona y se ha evitado el frecuentísimo pino. Las especies que se han plantado son fundamentalmente carrasca, alcornoque, roble valenciano, sabina, madroño y coscoja, que constituyen el bosque: y el material propios de la zona.

Según fuentes de Acció Cultural, "el objetivo no es crear masas boscosas de especies foráneas, sino recuperar nuestro patrimonio forestal, deteriorado por la indiferencia y el mal gobierno".

Para la citada asociación, frente al rendimiento maderero a corto plazo que pueden ofrecer los pinos, "es más importante conservar los bosques y para ello se debe tener en cuenta cuál es el dominio de vegetación en un clima y un suelo determinados, cuál es la vegetación potencial, la mejor aceptada por ese clima y ese suelo, no la que produce más madera. Es necesario utilizar criterios ecológicos. Mientras que los pinos son fácilmente destruidos por el fuego, las carrascas y los alcornoques tienen otra estrategia, poseen troncos resistentes y aguantan mucho más el fuego. Se quemarán sus partes aéreas, pero muchos de los árboles volverán a producir brotes y continuarán donde estaban. Los pinos quemados, sin embargo, no podrán rebrotar".

Provincia desarbolada

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La repoblación forestal tiene una especial importancia en la provincia de Valencia, donde en los últimos cuatro años los incendios han destruido casi las tres cuartas partes de la superficie arbolada. Entre 1978 y 1981 ardieron unas 145.000 hectáreas. La superficie arbolada era en 1975 de 212.400 hectáreas, lo que supone un 19,4% del terrritorio provincial. Desde 1979 hasta ahora los incendios forestales han disminuido según las cifras ofrecidas por el Gobierno civil de Valencia. En 1981 se quemaron unas 10.258 hectáreas, lo que supone la sexta parte de las incendiadas en 1979, que ha sido hasta ahora el peor año en extensión afectada por incendios.Un sentido diferente, aunque ha sido parcialmente coincidente en el tiempo, tiene la campaña efectuada por el ayuntamiento de Valencia bajo el lema la mar de árboles. Desde el pasado 11 de enero hasta ahora se han plantado árboles con participación popular en diversas zonas de la ciudad. La operación culminó el pasado domingo en la playa de la Malvarrosa con la plantación de 5.000 árboles en una franja de un kilometro de longitud por unos 30 metros de anchura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS