Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

El enigma del deseo

El cuadro L'enigme du désir: ma mere, ma mere, ma mere (El enigma del deseo: mi madre, mi madre, mi madre), en la fotografía, fue pintado en Cadaqués en 1929 y ha sido considerado por Dalí como una de sus pinturas más importantes. Representa un momento crítico en el desarrollo de la pintura de Dalí porque inaugura una forma original de pintar en cuanto que combina la representación literal con formas libres de cubismo y abstracción. Según algunos críticos, tanto la estructura como los detalles de este cuadro denotan una clara influencia del arquitecto Antonio Gaudí al que Dalí conoció desde niño. Otros especialistas han hablado de la influencia que ejerció la simbología de Salvador Dalí posteriormente con este tipo de creaciones en el escultor Henry Moore. El título de este cuadro fue sacado, según todos los indicios, de un poema de Tristan Tzara publicado en Zurich en 1920. El enigma del deseo conecta con uno de los últimos cuadros que está pintando en la actualidad Dalí en su casa de Cadaqués. Se trata de la composición Muerte y resurrección, que, por otra parte, guarda alguna relación con La piedad de Miguel Angel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1982