Protestas de los estudiantes canarios contra la política de becas

Los futuros beneficiarios de becas para el curso 1982-1983, que concede el Instituto Nacional de Ayuda y Promoción al Estudiante (INAPE), perteneciente a la Universidad de La Laguna (Tenerífe), han expresado su protesta en una conferencia de Prensa, a través de una comisión de seguimiento, por lo que consideran un trato discriminatorio del citado instituto hacia el estudiantado de las islas.Según los afectados -algo más de 3.000-, la normativa de la convocatoria de tales becas no contempla un régimen especial de ayudas para el archipiélago, en el que aparezca recogido el factor del coste de la insularidad, caballo de batalla el pasado curso de los mismos estudiantes, que llegaron a realizar un paro académico general en el distrito y una manifestación por las calles de la capital. En aquella ocasión, la junta de gobierno de dicha universidad amenazó al Ministerio de Educación y Ciencia con poner sus cargos a disposición si no se resolvía el problema de la restricción de becas por escasez de presupuestos en el INAPE.

Los futuros becarios plantean este año, nuevamente, que la normativa de tales becas prevé la posibilidad de que el número de las que se concedan por el centro de proceso de datos del citado instituto esté en función de la disponibilidad económica del mismo y no del cumplimiento de los requisitos que se exigen. Los alumnos canarios consideran ello discriminatorio, especialmente en el caso de un archipiélago, ya que no se tiene en cuenta el coste de la insularidad. Por dicha razón, proponen además que el importe de las becas sea aumentado hasta 100.000 pesetas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS