Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Factoría de General Eléctrica ocupada por los trabajadores

Los trabajadores de General Eléctrica Española, en huelga desde el pasado día 10 de diciembre, se mantuvieron durante toda la jornada de ayer en el interior de la factoría de Galindo (Vizcaya), en situación de asamblea permanente. En ella se acordó mantener el paro hasta que la empresa abone los salarios correspondientes al mes de diciembre y se reanuden las negociaciones del convenio colectivo.

Para hoy está convocada una reurrión en la sede del departamento de Industria del Gobierno vasco, a fin de exponer a trabajadores y dirección el plan de ayuda especial recientemente acordado por las administraciones central y autonómica para la reestructuración de la empresa.

Las ayudas ofrecidas se concretan en la concesión por parte del Banco de Crédito Industrial de 1.250 millones de pesetas, el aplazamiento de los pagos adeudados a la Seguridad Social (1.130 millones) y una subvención a fondo perdido de 750 millones de pesetas.

A su vez, estas ayudas oficiales están condicionadas a que la casa matriz, General Electric Co. acepte una serie de propuestas respecto a las deudas de la compañía española. El Ministerio de Industria exige también la previa presentación por parte de la dirección de General Eléctrica Españo la de un acuerdo con los sindicatos sobre la reestructuración.

El plan propuesto por la empresa contempla una reducción de la plantilla -compuesta actualmente por 3.458 personas- de más de mil puestos de trabajo (un 28,9%) y una congelación salarial de un 5% para 1982 y del 7% para el año siguiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 1982