Cuádruple secuestro de aviones en Venezuela y Libia

Tres aviones comerciales de las líneas aéreas venezolanas y un aparato libio fueron secuestrados ayer. Dos de los tres primeros, con más de 200 personas a bordo retenidas como rehenes, aterrizaron, tras haber permanecido diez horas en Colombia y liberar a 54 personas, en Tegucigalpa, mientras el tercero lo hizo en el aeropuerto de la capital de Guatemala. La liberación de un grupo de "presos políticos" y diez millones de dólares es lo que piden los secuestradores por la puesta el libertad de los rehenes.El avión libio, con 44 personas a bordo, fue secuestrado por tres jóvenes chiltas libaneses pertenecentes al movimiento político militar Amal cuando se dirigía de Zurich a Trípoli, obligando al piloto a tomar tierra en Beirut.

Tras liberar a una mujer embarazada y herir a uno de los rehenes, los secuestradores libaneses solicitaron que se reabasteciese el aparato de combustible para despegar del aeropuerto de Beirut y señalaron a las autoridades libanesas que previniesen al coronel libio Muamar el Gadafi que no habría "liberaciónde pasajeros antes de que fuese liberado el imán Musa Sadr", jefe de la comunidad chiíta libanesa que desapareció hace dos años y está, según sus seguidores, retenido contra su voluntad en Trípoli.

El secuestro de los tres aviones venezolanos se produjo en la mañana de ayer, cuando los aparatos despegaban del aeropuerto venezolano de Malqueitia. Desviados hacia Barranquilla, ciudad situada al norte de Colombia, los tres aparatos partieron del aeropuerto de esta ciudad después de haber repuesto carburante a las 21.30 horas de ayer. Posteriormente se separaron en Centroamérica para Ir a aterrizar en Tegucigalpa y Guatemala, respectivamente.

Las autoridades de la Fuerza Aérea guatemalteca manifestaron ayer que no admitirán el chantaje de los secuestradores de los aviones venezolanos. "No habrá concesiones a los aeropiratas", dijo una fuente en el aeropuerto internacional de La Aurora, donde se encuentra el aparato.

Se desconoce la identidad política de los tres comandos que capturaron los aviones venezolanos. Según las primeras versiones, se trataba de un grupo de separatistas puertorriqueños, pero otras versiones aseguraban que en realidad era una banda integrada por independentistas de Puerto Rico, miembros del movimiento colombiano M-19, venezolanos maoístas de grupo Bandera Roja y militantes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional de El Salvador.

La motivación del triple secuestro, hecho sin precedentes en los anales de la aviación lationamericana, estribaría en protestar por la política del Gobierno socialeristiano de Caracas en respaldo a la Junta de Gobierno de El Salvador.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS