Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos "collages" de Elvira Navares y Jean-P. Guillemot, expuestos en Madrid

La pintora murió el pasado domingo

Hasta el próximo día 17 de diciembre, la galería Antonio Machado, de Madrid, presenta una curiosa exposición que reúne una larga selección de lienzos realizados por el equipo formado por el pintor francés Jean-Pierre Guillemot y su mujer, la pintora española Elvira Navares, de 31 años, trágicamente fallecida en Barcelona el pasado domingo (véase EL PAIS de ayer).

Calificamos como curiosa esta muestra porque el espectador encontrará aquí desde un icono del siglo XV con los rasgos de Bob Dylan, hasta un autorretrato de Warhol absolutamente verosímil, pasando por unos dibujos del mejor Disney, pero cuyo contenido político o erótico jamás hubiésemos sospechado en el mago de la animación. La explicación es bien sencilla. Con un asombroso dominio de las técnicas pictóricas, que igualmente pudiera estar orientado hacia cualquier otro tipo de empresa, Guillemot-Navares optaron por centrarse en el pastiche.Muchos conocerán ya las imágenes presentadas en esta exposición, destinadas a ser reprodúcidas con fines publicitarios o en ilustraciones de grandes revistas, y cuya efectividad les ha dado merecido renombre, tanto en medios profesionales como entre el público. Pero se sorprenderán, sin duda, ante estos originales que, lejos de escudarse en ese filtro que la reproducción puede suponer a la hora de disimular torpezas, presentan calidades poco habituales incluso en otras empresas pictóricas más ambiciosas. Dada la finalidad a la que fueron destinadas estas obras, el resultado queda fuertemente marcado por el tema, y de ahí, por ejemplo, la insistencia en alusiones eróticas que trasluce su vinculación profesional con un conocido magazine. Pero también (y sin el sentido de collage que se da en el Equipo Crónica), presentan estas obras una visión humorística y culta de la pintura de los grandes maestros, que no por irrespetuosa es menos un acto de veneración, dada la aguda mirada qué nos revelan.

Dentro de un cauce común, el método ode trabajo de Guillemot-Navares recurre a varias fórmulas distintas, pero nunca cae en la simple remodelación de una pieza concreta del autor que imita (lo más cercano a ello podría ser la versión libre de La nave de los locos, del Bosco, presente en la exposición). En ocasiones, establecen una síntesis de alusiones a obras concretas elegidas con una intención precisa. Aquí tenemos, como ejemplo, el impagable cruce entre unos modificados A bigger splash y Retrato de un artista, con el que se logra un sarcástico comentario al mundo de David Hockney.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de diciembre de 1981