Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Cierva llevaba meses desplazado de la UCD murciana

El diputado centrista por Murcia Ricardo de la Cierva, que ayer presentó su baja como militante del partido al presidente de UCD, Agustín Rodríguez Sahagún llevaba muchos meses apartado de las actividades de su partido en Murcia. De la Cierva se presentó a diputado en Cortes por Murcia como número dos de la lista de UCD, que encabezaba Joaquín Garrigues. De la Cierva se apartó parcialmente de la política regional murciana desde que en octubre de 1979 el sector más integrista de ese partido fuera barrido en una asamblea regional, donde triunfaron los liberales y socialdemócratas, entonces capitaneados por el ministro Garrigues.Durante su etapa de ministro de Cultura, el diputado por Murcia fue amonestado por la ejecutiva regional de UCD, en abril de 1980, por sus críticas públicas a este organismo. Cuando fue cesado en septiembre de ese año, los órganos directivos de la UCD murciana expresaron su satisfacción por el mismo, considerando que, privado de un cargo público, perdería fuerza el sector derechista que encabezaba en la provincia. De hecho así fue, y Ricardo de la Cierva no volvió a participar prácticamente en ninguna actividad política, siendo notables sus ausencias en la asamblea regional, que redactó el proyecto de estatuto de la región de Murcia, de la que formaba parte en su condición de parlamentario.

Por otra parte, el presidente regional de UCD, Luis Egea, declinaba ayer hacer declaraciones sobre la marcha del diputado por Murcia. Sin embargo, días pasados había declarado a Radio Murcia que no le extrañaba que Ricardo de la Cierva hubiera hecho campaña en Galicia por AP, comentando la posible sanción que estudia el comité de disciplina de UCD. Egea dijo que la situación de este diputado no afectaba al partido en Murcia,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1981