CATALUÑA

Provocan el descarrilamiento de un tren de la Generalidad

Un total de 52 personas resultaron heridas de diversa consideración como consecuencia del descarrilamiento de un convoy de pasajeros de los Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña que cubría el trayecto Tarrasa-Barcelona. La causa del accidente fue la colocación intencionada de obstáculos en la vía.

Piedras, cascotes y una barra de hierro fueron amontonados por desconocidos en la vía, en el kilómetro 9,40 del trayecto entre las estaciones de Rubí y Sant Cugat del Vallés. La policía y la Guardia Civil sospechan, según fuentes de la propia compañía de ferrocarriles, de varias pandillas de chicos de la zona, que en más de una ocasión han protagonizado actos de gamberrismo contra trenes de la línea, mediante el lanzamiento de piedras y la colocación de obstáculos en la vía, aunque siempre con consecuencias menores que la acción de anteanoche. El Juzgado número 1 de Tarrasa ha abierto un expediente.El maquinista del tren pudo ver los obstáculos de la vía, frenó el convoy, pero no pudo evitar el descarrilamiento. El primer vagón salió de la vía y recorrió unos treinta metros hasta estrellarse contra la pared izquierda de un terraplén. El segundo vagón se estrelló contra el primero. Ambos sufrieron importantes desperfectos.

Ninguno de los heridos lo fue de gravedad. En las primeras horas de la madrugada, la mayoría de ellos pasaron a sus casas. Sólo doce continuaron internados en centros hospitalarios, en fase de observación. Ayer esta cifra se había reducido a seis. Según fuentes de la empresa de ferrocarriles, el accidente no tuvo mayores consecuencias debido a que, al tratarse de período vacacional, el tren llevaba únicamente un centenar de viajeros.

La compañía de ferrocarriles anunció que la vía quedaría expedita a primeras horas de la noche.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS