joyas de la hemeroteca

El primer día que los españoles ejercieron su derecho al divorcio tras más de cuatro décadas

El 22 de junio de 1981 el Congreso de los Diputados aprobaba la Ley del Divorcio. Habían pasado 45 años desde su derogación, en 1932. Así contó EL PAÍS el primer día de entrada en vigor de la nueva legislación

Varias feministas apoyan con pancartas al grupo de miembros de la
Varias feministas apoyan con pancartas al grupo de miembros de la EFE

Treinta y cuatro personas presentaron ayer sus demandas de divorcio en España, durante el primer día de entrada en vigor de la ley. En Madrid sólo dos ciudadanos se acercaron por la ventanilla y, al parecer, no fueron personajes famosos. Cataluña recibió 32 demandas y el resto de las zonas o ciudades, como Valencia o Bilbao, ninguna. Aunque la ley de Reforma del Código Civil en materia de matrimonio entró ayer en vigor, las demandas no comenzarán a ser tramitadas hasta el 1 de septiembre, por ser agosto un mes inhábil a efectos judiciales. De hecho, será en esta fecha cuando entren en funcionamiento los veintiséis juzgados especiales, denominados de familia, que entenderán estas causas y que serán reforzados con la creación de otros 44 de primera instancia e instrucción y de distrito.

Según informa nuestro corresponsal Enric Canals, en los juzgados de primera instancia de Barcelona y Vilanova 1 la Geltrú fueron presentadas ayer 32 demandas de divorcio, coincidiendo con la entrada en vigor de la ley. El grueso de las demandas —veintinueve— fue presentado en Barcelona ciudad. Catorce, del total de 32, corresponden a un solo despacho de abogados de la Ciudad Condal.

La mayoría de demandas presentadas lo son de parejas que viven separadas desde hace bastante tiempo. Algunos de los primeros en solicitar el divorcio son personas conocidas. Entre ellos cabe citar a Montserrat Gudiol, pintora y académica de Bellas Artes; Eugenio Rodríguez, dirigente de ACAPIC —patronal de la pequeña y mediana empresa vinculada al PSUC— y la astróloga Rita Prieto. La edad media de las personas que han presentado las demandas se sitúa entre los treinta y los cuarenta años. En cuando a sus ocupaciones, predominan los profesionales, como abogados, médicos, funcionarios municipales, ingenieros y una profesora de música. Dominan los matrimonios sin hijos.

Tres de las demandas presentadas se fundamentan en un proceso previo de separación de hecho, con documento notarial. Cinco tienen sentencias de la curia y dos alegan abandono de hogar por parte del marido. Se da el caso paradójico de una esposa que tiene solicitada la separación por la curia desde 1973. La citada esposa recibió, no hace muchos días, una solicitud del Tribunal de la Nunciatura Apostólica, que le pedía nuevos documentos. Ante ello optó por presentar ahora la demanda ante el juzgado y abandonar la vía iniciada hace ocho años.

Más información

Abogados consultados por este diario señalaron que el número de demandas crecerá a partir del próximo día 1 de septiembre. Por una parte, hay que señalar que muchos abogados matrimonialistas barceloneses, algunos de ellos con más de veinte demandas para presentar, se encuentran actualmente de vacaciones. También es de señalar que hasta el día 1 de septiembre no funcionarán los cuatro juzgados de familia que corresponden a Barcelona. Provisionalmente, estos juzgados se ubicarán en las plantas cuarta y quinta del edificio del Colegio de Abogados barcelonés.

Horas antes de la entrada en vigor de la ley de Divorcio el ministro de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez, artífice del texto aprobado por las Cortes, decía desde la localidad alicantina de Santa Pola, donde se encuentra veraneando, a El Correo Catalán, sobre la mayor o menor acumulación de expedientes de divorcio: «Nuestra impresión es que va a haber una mayor dispersión de lo que algunos creen, o sea, que no es real esa imagen que muchos tienen del día que se abre la ventanilla y con largas colas ante la misma. La gente va a presentar sus demandas con mucha más naturalidad, lo que sí es cierto es que en los sitios donde nosotros esperamos mayores problemas de acumulación es donde hemos creado los juzgados.

El ministro dijo también que no es conveniente llamar juzgados de familia a los veintiséis que entrarán en funcionamiento el día 1 de septiembre, sino que el nombre correcto es juzgados especializados, que es su auténtica acepción, ya que "no se trata de una jurisdicción especial".

A juicio de Fernández Ordoñez, se espera un mayor trabajo inicial en temas de divorcio, "lógicamente en las grandes capitales, y ello está en relación con el número de habitantes, primero, y luego, con el nivel social y económico".

Tras afirmar que "sí esperan que yo tire la esponja van Iistos", referido a quienes le han combatido con dureza por esta ley, el ministro de Justicia afirmó: "Mi mujer está muy harta de todo esto; esta ley de Divorcio nos ha hecho sufrir mucho más que la de la Reforma Fiscal, ya que hay que tener en cuenta que la otra batalla se produjo recién llegada la democracia, cuando los sectores más reaccionarios del país estaban todavía replegados y ahora estamos en un momento de aIza, de lo que podríamos llamar opinión conservadora; ahora han levantado la gaita y las reacciones han sido mucho más duras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de agosto de 2018.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50