Rechazada la propuesta ecologista para elaborar el Plan Director Territorial de Gredos

La propuesta para elaborar el Plan Director Territorial de la Sierra de Gredos, presentada por los ecologistas del Grupo Abierto de Ordenación del Territorio (GATO), ha sido rechazada por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo por defectos de forma. Según los miembros del GATO, la negativa era de esperar, no sólo por no cumplir una serie de requisitos técnicos para acceder a la convocatoria de elaboración de este Plan Director Territorial, sino porque además, en su propuesta, el GATO invalida el planteamiento de la Administración sobre el Plan Director de la Sierra de Gredos.Los ecologistas consideran que «es inaceptable la carencia de objetivos previamente explicitados en los que basar el Plan, lo que casi inevitablemente lo orientará a la consolidación más o menos encubierta del proceso especulativo que se da actualmente». Los miembros del GATO consideran que si bien no existe ninguna experiencia de en qué se plasina y cómo se gestiona un plan director territorial, al no haberse elaborado hasta ahora ninguno en España, «parece evidente la inoperancia de un documento que pianifique sobre el papel acciones a muy largo plazo». Si la Administración va a gastar los quince millones de pesetas que el proyecto de¡ Plan tiene asignados para sentar las bases de la legalización de desaguisados urbanísticos y en marcha y para avalar la construcción de centros seudodeportivos, no hace falta gastar esa cantidad». El GATO considera también que la comisión gestora del plan, creada por el Real Decreto, 1.320/80, no es válida, por estar constituida casi exclusivamente por miembros y simpatizantes del partido del Gobierno, no estando representadas otras fuerzas parlamentarias, sociales y sindicales, por lo que en su propuesta considera necesaria la modificación de la citada comisión, dando entrada en ella a dichas fuerzas.

Falta de representatividad territorial

«Estimamos que la comisión no tiene adecuada representatividad territorial», afirma el GATO en su propuesta, «al tener escaso número de alcaldes en representación de los municipios, que además son designados a dedo por la Diputación. No están representadas en ella las fuerzas parlamentarias, haciéndose caso omiso del carácter no exclusivamente local del problema, en el que están afectadas directamente todas las regiones centrales y, en general, toda España. Tampoco existe representación de otras fuerzas sociales que, como las sindicales, tienen prevista su participación según la ley del Suelo. Igualmente se desprecia el espíritu y la letra de esta ley al estar ausentes de la formulación, tramitación y gestión de este planeamiento gran parte de los interesados».

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de junio de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50