Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España suministrará a la India carrocerías del Seat 124 por valor de 1.650 millones

Nueva Delhi El Ministerio indio de Industria Pesada, a instancias de Premier Automobiles Ltd., segundo fabricante de coches del país, ha autorizado la importación de los moldes de carrocería del Seat 124 D, con el fin de que pueda ser modernizada la línea de su único modelo, el Fiat 1100.

Del mismo modo, el Gobierno ha autorizado también al primer fabricante, Hindustan Motors, para que mejore sus modelos en una estrecha colaboración con la Vauxhall, del Reino Unido. Estas mejoras afectarán fundamentalmente al diseño de los vehículos, pero supondrán cambios mínimos en su mecánica.Los proyectos de cada uno de estos fabricantes ascenderán a 150 millones de rupias (unos 1.650 millones de pesetas), y se prevé que los modelos renovados de ambos fabricantes estén en la calle en 1983.

En el caso de Seat, la carrocería debería ser retocada en algunos aspectos, puesto que habrá de alojar en ella una mecánica y un motor ya existentes, y la empresa española debería facilitar también algunos repuestos a la fábrica india.

En realidad, las negociaciones con Seat para la compra de los moldes de carrocería del 124 D comenzarán a partir de ahora. Tienen su origen en la visita que meses atrás efectuó a la India el vicepresidente de Fiat, Agnelli, invitado por el Gobierno de Indira Gandhi. Quería conocer el Ejecutivo indio las posibilidades de colaboración de la multinacional italiana con el fabricante Maruti, del sector público. Agnelli, cuyo viaje pasó inadvertido, manifestó entonces que las autoridades indias deberían ponerse en contacto con Seat, puesto que el fabricante italiano había dejado de manufacturar el 124 D y no disponía ya de sus moldes.

Fuentes oficiales indias, consultadas por EL PAIS, no se pronunciaron sobre cuándo se iniciarán las conversaciones con Seat, ni sobre qué otros cambios se introducirían en el mencionado modelo. Sin embargo, el mayor peligro para los planes de expansión de los dos fabricantes privados más importantes lo constituye la próxima salida al mercado del primer modelo de la Maruti Udhyog, previsto para 1982.

Discreción informativa

Hasta el momento se guardan los detalles de la operación, pero EL PAIS ha podido saber en fuentes solventes que se trata de un posible acuerdo del Ministerio de Industria indio con la Renault francesa para fabricar el R-18 y una gama de camiones ligeros de tres a cuatro toneladas.

La construcción de la fábrica Maruti fue una iniciativa personal del fallecido hijo de Indira Gandhi, Sanjay, cuando aún no era diputado. Con la caída del primer Gobierno de Indira Gandhi. la fábrica fue cerrada y algunas de sus instalaciones han quedado ahora obsoletas. Estas instalaciones deberán ser utilizadas por la Renault, según el acuerdo que se perfila actualmente y que podría quedar firmado el próximo mes de julio.

Este acuerdo contempla la fabricación por Renault de 100.000 unidades anuales del R-18 en los próximos cinco años, dedicando entonces el 50% de la producción al mercado interior y el otro 50% a la exportación.

Los dos únicos automóviles existentes en el mercado indio son el Ambassador, modelo de,la casa Austin, de 1953, y el Fiat 1100.

Ambos tienen un precio actual de 70.000 rupias puestos en carretera (casi 800.000 pesetas), y el usuario debe formular su petición con varios años de antelación. La capacidad actual de la Hindustan Motors es de 30.000 unidades anuales (las mismas que en 1976), y la de Pal es de 18.000 coches al año.

Sin embargo, durante los años 1979-1980 sólo fabricaron 17.471 y 15.469, respectivamente, como consecuencia de problemas laborales.

Con el actual incremento de la inflación, los costes adicionales de la expansión prevista y las mejoras de los planes existentes, el precio de los renovados modelos podría dispararse un 20 51o para 1983, lo que supondría salir al mercado con precio de casi un, millón de pesetas.

Por eso, los fabricantes privados sólo podrían competir con el nuevo modelo de la empresa gubernamental ofreciendo una línea más futurista y moderna, pero conservando su mecánica.

Conversaciones Honda-Peugeot

La compañía automovilística japonesa Honda anunció ayer en Tokio que ha iniciado conversaciones con la firma francesa Peugeot para la producción conjunta de motocicletas, informa la agencia Efe.

El estudio de la cooperación Honda-Peugeot, según la compañía japonesa, cubrirá dos áreas: una relacionada con la producción de motocicletas en la fábrica Honda de Bélgica, que será surtida de motores Peugeot, y otra por la que Honda suplirá motores a motos fabricadas por ambas compañías.

Según la empresa japonesa, este acuerdo de cooperación está en la línea de ampliar el mercado mundial de la moto a través de la cooperación internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 1981

Más información

  • Para modernizar sus modelos Fiat