Se construirán viviendas en el palacio de Bornos

El antiguo palacio de Bornos, situado en la calle del Pez, 12, esquina con la de la Madera, va a ser revitalizado por la propiedad (Ipema, SA) y utilizado para la construcción de viviendas, de forma que la fachada será totalmente respetada, según aseguró ayer a EL PAIS el gerente municipal de urbanismo Carlos de la Guardia.«Las obras que se han hecho hasta ahora han consistido en la retirada de escombros del interior», afirmó De la Guardia, «y el arquitecto de Gerencia Angel Sanz visitó el palacio para dar el visto bueno de las mismas».

Sin embargo, entre distintos departamentos municipales ha habido cierta confusión sobre la legalidad de estas obras. Así, Juan Francisco Pla, concejal presidente del distrito Centro, en el que está situado el palacio de Bornos, explicó a este periódico que el día 10 de junio recibió una llamada de la Gerencia de Urbanismo en la que se denunciaba la realización de obras «clandestinas e ilegales» en el palacio de Bornos. Ese mismo día, Pla ordenó a los agentes municipales que procedieran a paralizar las obras. Cuando los citados policías llegaron al palacio se encontraron con que el arquitecto de Gerencia Angel Sanz les aseguraba que las obras eran legales.

Carlos de la Guardia manifestó que su, actitud del día 10 obedeció a que había recibido un telegrama de la Dirección General del Patrimonio Histórico-Artístico en el que se le advierte de los derribos del interior de Bornos. El gerente asegura que la denuncia había partido de Adelpha (Asociación de Defensa Ecológica y del Patrimonio Histórico-Artístico), pero que la versión por él recibida del arquitecto de Gerencia es que lo único que se realiza en el interior de Bornos es retirar escombros. De la Guardia asegura que esos escombros no son producto de obras, sino de la ruina del edificio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS