"Por la libertad, la democracia y la Constitución"

La policía disolvió a un pequeño grupo de extrema izquierda

Desde las seis hasta las ocho de la tarde, una gran masa de personas permaneció bloqueada en la glorieta de Embajadores sin poder avanzar, debido al gentío que llenaba la ronda de Valencia. A las 20. 10, horas, el servicio de orden consiguió cerrar el final de la manifestación, y fuera del cordón quedó un grupo de unas doscientas personas, todas ellas muy jóvenes, que portaban pancartas tales como Ningún apoyo al Rey, Movilización y depuración, y otras, y que pertenecían a CNT, MC y LCR.Cuando este grupo daba gritos como Si Suárez lo sabía porqué no lo decía y Policía asesina, además de enarbolar sus pancartas, aparecieron alrededor de quince furgonetas de la Policía Nacional, cuyas dotaciones disolvieron de inmediato a los citados manifestantes.

Más información

Según la versión facilitada a EL PAIS por Jaime Pastor, secretario general de la LCR, este partido y el MC habían pactado con los organizadores la formación de un cortejo propio, que, bajo el lema «Contra el golpismo, depuración» marcharía, detrás del grueso de la manifestación. Este segundo grupo se formó en el paseo de las Acacias, pero las Fuerzas de Orden Público, con una carga, le cortaron el paso

El grupo continuó después la marcha, pero desorganizado e integrado en el grueso de la manifestación. No obstante, algunos de sus miembros habían conseguido romper la barrera policial y enar bolando una bandera roja con las siglas MC dieron gritos de «Depuración contra el golpismo», «Libertades, sí; golpismo, no» y «Policía, asesina», entre las protestas de los demás manifestantes, que trataron de acallarlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de febrero de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50