Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU no puede cumplir las condiciones iraníes

La Administración norteamericana no está en condiciones de satisfacer todas las condiciones, del Parlamento iraní para la liberación de los 52 rehenes. Impedimentos de orden jurídico y complejidades técnicas obligan al Gobierno de Estados Unidos a someter una serie de contra propuestas a través de Argelia. La delegación norteamericana, encabezada por el secretario de Estado adjunto, Warren Christopher, se esforzó ayer en explicar tales impedimentos, que deben ser comunicados a Teherán por las autoridades argelinas.

El secretario de Estado adjunto norteamericano y la delegación que encabeza salieron anoche de regreso a Washington. Warren no formuló declaraciones a su salida, y se limitó a sonreír a los periodistas. Un portavoz de la delegación declaró, acto seguido, que Argelia se ha encargado de comunicar la respuesta del Gobierno norteamericano a las autoridades iraníes.Sólo una de ellas, la promesa de no inmiscuirse en los asuntos internos de Irán, puede ser cumplida ya por la Administración Carter. Las otras tres no pueden serio en Ios términos en que reclaman los iraníes y, por ello, la parte norteamericana desea negociar una salida a esas trabas a través de Argelia o de una forma directa.

Silencio de Argel

Warren Christopher, que tenía previsto regresar rápidamente a Estados Unidos, no descarta que su estancia en Argel se prolongue, por lo menos, durante otras 48 horas.Tanto en medios de la Embajada norteamericana como en la cancllería argelina el silencio es de rigor, con el fin de no suscitar especulaciones que, según un portavoz argelino, no servirían de nada al deseo común (de Argel y Washington) de ver resuelta la crisis.

En sustancia, la posición norteamericana es la siguiente: Estados Unidos no puede desbloquear los 8.000 millones de dólares (cerca de 600.000 millones de pesetas) que representan los haberes iraníes congelados porque la Administración Carter no puede, jurídicamente, anular las denuncias formuladas contra Teherán por entidades oficiales o privadas norteamericanas.

La anulación de esas medidas -otra de las condiciones del Majlis- sólo podría efectuarse al término de un complicado proceso juridico-técnico, sobre el cual Arswell ha dado múltiples precisiones.

En cuanto a la restitución de los bienes del sha y de su familia, el problema jurídico es toda vía mayor y más complejo. Se trata, en suma, de la condición más dificil de cumplir para la Administración Carter, según un portavoz.

En cuanto a la naturaleza de las contrapopuestas que ha formulado Warren Christopher, no se conoce con exactitud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 1980

Más información

  • El secretario de Estado adjunto, Warren Christopher, regresó a Washington tras una breve estancia mediadora en Argelia