Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmemoración del IV centenario de Luis de Camoens

En Portugal y en los demás países de lengua y cultura portuguesa se inician hoy las conmemoraciones del cuarto centenario de la muerte de Luis de Camoens, el inmortal autor de Os Lusiadas, «príncipe de los poetas» lusos.El día es considerado como fiesta nacional en Portugal, aunque las conmemoraciones se vean privadas este año, a consecuencia de un conflicto entre el Gobierno y la presidencia de la República, de las pompas inicialmente previstas.

El cuarto centenario será, sin embargo, ocasión para una serie de iniciativas editoriales y científicas, de las que se espera un nuevo impulso en el estudio de la vida y de la obra de Camoens, reconocido como uno de los gigantes de la literatura universal.

Impulso muy necesario, pues a pesar de los homenajes y del título de máxima gloria nacional y espejo de las virtudes de la raza, Camoens es, hoy día, poco mas que un desconocido. Su biografía, como el inventario de su obra, están todavía por hacer. Los estudios científicos y críticos de los últimos años han levantado más dudas que resuelto interrogaciones.

De Luis de Camoens se sigue ignorando, a ciencia cierta, dónde y cuándo nació, quiénes eran sus padres, dónde vivió gran parte de su vida -antes del exilio en Goa (India) y del regreso y de la muerte miserable en Lisboa-. La biografia oficial pretende que nació en 1524 y murió en 1580, que era hidalgo de la Casa del Rey, muy amado de las damas, a pesar de ser tuerto, y que tuvo diversos problemas con la justicia, sin que se sepa muy bien por qué motivos. Si. bien fue encontrada la lápida de su primera sepultura (o la que se presume como tal), no se sabe dónde fueron a parar sus restos, y el túmulo que se admira en el monasterio de los Jerónimos, en Lisboa, al lado del de Vasco de Gama, está vacío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de junio de 1980