Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El túnel de la cárcel de Zamora se empezó diez meses antes de la fuga de los "grapo"

Las declaraciones de Fernando Hierro Chomón, uno de los miembros de los GRAPO fugados de Zamora, ha esclarecido algunos puntos de esta fuga y de las posteriores actividades de los cinco huidos, en las cuales, según informa la policía, aparece como presunto contacto la militante del PCEr Nuria Hernaiz Valero, detenida el pasado domingo y puesta en libertad, por orden judicial, el pasado miércoles.

La policía puso a Nuria Hernaiz a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 1, de la Audiencia Nacional, que entiende en los asuntos de terrorismo, sin usar de la prórroga de 72 horas de detención, en base a la aplicación de la ley Antiterrorista, a pesar de cursar las diligencias policiales por la Audiencia Nacional.El pasado viernes, dos días antes de su detención, Nuria Hernaiz compareció ante el Juzgado de Instrucción número 17 para entregar al médico forense las radiografías y el informe médico de las lesiones que presuntamente le fueron producidas por malos tratos de unos funcionarios de policía durante su última detención, el pasado mes de marzo, por lo cual presentó denuncia en eljuzgado de guardia. Nuña Hernaiz pretende personarse legalmente en la causa y transformar la denuncia en querella.

Tras su reciente puesta en libertad, la militante del PCEr ha manifestado a EL PAÍS que «en esta ocasión, el trato de los funcionarios de policía ha sido muy correcto; no he visto a los policías de la vez anterior, y los que ahora me han interrogado empezaron por decir que se trataba de hablar como personas normales».

Sobre su detención explica: «No ha sido por nada en relación con este último mes y medio, desde la última detención, sino porque habían hecho unas investigaciones sobre sucesos ocurridos antes y querían comprobar si yo tenía algo que ver».

Nuria Hernaiz explica también que en el Juzgado Central número 1 el médico forense ha mostrado gran interés, tanto por el desarrollo de su última detención como por su estado de salud. Según la radiografía y el informe médico, que habrán de ser valorados por la autoridad judicial que atiende su denuncia, la militante del PCEr sufre aplastamiento de los huesos calcáneos, motivo por el que aún continúa sin poder apoyar los talones en el suelo.

Los presuntos hechos que motivaron la denuncia judicial de Nuria Hernaiz fueron declarados por la militante del PCEr a EL PAÍS, que publicó sus manifestaciones el pasado día 3 de abril. Negados estos hechos por la Dirección de la Seguridad del Estado, el ministerio fiscal interpuso querella contra el director del periódico por presuntas injurias a la policía; en el curso de este procedimiento, el juez instructor solicitó recientemente de Juan Luis Cebrián que comunique el nombre del autor de la entrevista, publicada sin firma.

Nuevos datos sobre la fuga de presos de Zamora

La construcción del túnel utilizado por los miembros de los GRAPO para fugarse de la prisión de Zamora el pasado 17 de diciembre fue comenzado en marzo de 1979, según informaciones policíales basadas en las declaraciones de Fernando Hierro Chomón a raíz de su detención, el pasado día 9.

Hierro Chomón ha declarado, según estas fuentes, que Francisco Brotons Beneyto, trasladado desde la cárcel de Soria a la de Zamora, tst,aba encargado de canalizar las informaciones tendentes a. prgyectar una fuga. En el mes de julio comunicó a Hierro Chomón que hacia unos cuatro meses que había comenzado la construcción de un túnel, con grandes posibilidades de terminarse con éxito, aprovechando una cámara de aire existente en la lavandería.

Las fuentes informantes no han podido confirmar, si Hierro Chomón explica cómo pudieron conocer la existencia de la citada cámara de aire, punto que, en su, momento, planteó serios interrogantes en las investigaciones y que aún no ha sido esclarecido.

Tres meses antes de la fuga, según esta versión, y debido a lo avanzado de los trabajos en el túnel, se celebra una asamblea entre los reclusos que habían estado antes en la prisión de Soria, para decidir quiénes van a escapar. Se sigue el criterio de antigüedad, tiempo de condena y efectividad, y salen elegidos Francisco Brotons Beneyto, Abelardo Collazo AraúJo, Enrique Cerdán Calixto y Fernando Hierro Chomón, y, como suplente, Juan Martín Luna; ya que en aquellas fechas Hierro Chomón estaba en Madrid pendiente de cuatrojuicios.

La fuga se realiza, según la información policial sobre las declaraciones de Hierro Chomón, al regreso a las celdas después del paseo, que, hacia las ocho de la noche, daban los presos por el patio, a continuación de la cena. En el túnel se ponen ropas corrientes, que habían dejado allí. Huyen los cinco y cada uno lleva 45.000 pesetas.

En la calle se dividen en dos grupos decididos previamente: Collazo y Brotons, por un lado; Hierro, Cerdán y Martín, por otro. Este segundo grupo Piensa dirigirse a Bilbao, pero cambia de idea y se adentra en la ciudad de Zamora, donde, según la citada declaración, Martín Luna se queda rezagado y Cerdán y Fernando Hierro alquilan un taxi, en el que se trasladan a Valladolid.

Estos dos, desde Valladolid, en otro taxi, llegan hasta la carretera de Burgos. Aquí marchan por el campo, se desorientan y, al cabo de tres días, regresan a Valladolid. Compran una tienda de campaña y sacos de dormir y, por separado, van a Burgos, donde de nuevo se reúnen. En taxi llegan a Bilbao y pasan la noche alaire libre, en un lugar situado a unos treínta kilómetros de la ciudad. Al día siguiente alquilan un piso en la calle de Erdicoetxea, número 19, del barrio de San Ignacio, para lo cual no tuvieron que enseñar el DNI,

Las informaciones facilitadas sobre estos hechos dan un salto al mes de marzo pas ado, tiempo en que Hierro y Cerdán, según ha declarado aquél, se trasladan a Barcelona, tras serles pasado un contacto con Francisco Brotons Beneyto por medio de Nuria Hernaiz. Instalados en Barcelona, Brotons les dice que carecen de fondos y que habrán de realizar algún atraco en Zaragoza, ciudad que considera más apropiada en aquel momento. Con este fin va a la capitalaragonesa Miguel Angel Bergado Martínez, porque, al no estar quemado, tiene más facilidad de movimientos; alquila un piso en la calle del Camino, Puente Virrey, número 63, y aquí se traslada Hierro con una pistola calibre 7,65 y una escopeta de cañones recortados, las cuales le había proporcionado Brotons Beneyto.

Hierro Chomón elige el banco apropiado para llevar a cabo la expropiación y reclama a Brotons otro miembro para el comando, en función de lo que es enviado Collazo Araújo. El atraco a la sucursál del Banco Zaragozano en la calle de la Vía de la Hispanidad lo ejecutan los tres el 28 de marzo y consiguen dos millones de pesetas y el arma del guardajurado, que estaba en la caja.

Hierro regresa a Barcelona a entrevistarse con Brotons y, por indicacióride éste, alquila un piso en la calle de Casanovas, tras lo que vuelve, en unión de Collazo AraúJo, a Zaragoza, para realizar otra expropiación, que no pueden lograr, a causa de unas dificultades imprevistas.

Puntualizaciones de la DSE

Collazo Araújo orienta entonces hacia Vigo, donde estima que sería fácil. A esta ciudad marchan tres personas: Collazo, Hierro y un tercero, cuya identidad no han concretado las fuentes policiales informantes. El pasado día 9,asaltaron él Banco Hispano Americano, sucursal de la calle de las Camelias, en Vigo, y se produjo la detención de Hierro Chomón.

Un portavoz oficial de la Dirección de la Seguridad del Estado ha comunicado a EL PAÍS una serie de puntualizaciones en relación con las últimas informaciones publicadas sobre la militante del PCEr Nuria Hernaiz.

Esta información señala que Nuria Hernaiz fue detenida por primera vez en octubre de 1977, junto a su esposo, José Ramón García Bartolomé, en posesión del archivo de la secretaría técnica del PCEr y del depósito de explosivos dé los GRAPO.

En este punto cabe recordar que Nuria Hernaiz fue condenada en aquella ocasión a un año de prisión por militancia en asociación ilícita, pero quedó al margen de delito terrorista. Su esposo, en cambio, cumple todavía condena de diez años de prisión.

La DSE apunta, por otra parte, que Nuria Hernaiz ha sido detenida en otras-tres ocasiones: septiembre de 1979, marzo de 1980 y el día 18 del presente mes, «todas ellas por su reiterada militancia y actividad en el PCEr».

Hace hincapié esta comunicación en las declaraciones de Nuria Hernaiz sobre su detención del pasado 25 de marzo. «Omitió declarar que anteriormente a aquella fecha había mantenido contactos con los evadidos de la prisión de Zamora, por lo que es fácil comprender que si verdaderamente hubiera sido sometida a los malos tratos publicados en la prensa, hubiesen sido aclarados aquellos contactos y progresado las investigaciones que llevaba y sigue llevando la policía para la localización y detención de los fugados».

Respecto a la noticia publicada en EL PAÍS el día 22 del actual, la DS entiende que «parece desprenderse que la detención de Nuria Hernaiz el 18 de los corrientes viene dada por una especie de resentimiento de los funcionarios por sus denuncias sobre malos tratos, por lo que esta Dirección está en disposición de afirmar lo siguiente:

1. Las detenciones han estado siempre motivadas por sus actividades en el seno del PCEr-GRAPO, reconocidas por ella misma en sus declaraciones.

2. La detención en Zamora no fue gratuita, sino consecuencia de la detención de Fernando Hierro, a través de cuyas manifestaciones se supo que Nuria Hernaiz era la militante del PCEr encargada de poner en contacto a los fugados de la prisión de Zamora con la dirección del partido.

3. Las recientes manifestaciones realizadas por Nuria Hernaiz en su última detención han hecho posible la identificación de un miembro de los GRAPO, quien, en compañía de Fernando Hierro y Abelardo Collazo, perpetró dos atracos tras la fuga de los dos últimos de la prisión de Zamora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de mayo de 1980

Más información

  • Nuevas investigaciones policiales tras la detención de Hierro Chomón