Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Vidal estrena en Madrid el espectáculo "El bufón"

El actor catalán Albert Vidal se presenta hoy, viernes 11, en el teatro-cine Valle-Inclán, de Madrid, con el espectáculo El bufón, como único intérprete y autor del texto, con música de Philippe Capdenat, con representaciones diarias, en sesión de noche, durante tres semanas.

Albert Vidal nació en Barcelona, en 1946. Inició su formación profesional en Barcelona y en el teatro Ara, de Málaga. Durante dos años estuvo en la escuela francesa de Jacques Lecoq, sobre técnicas de máscaras, acrobacia y comedia del arte. En el Piccolo Teatro, de Milán, dirigió un curso de experiencia corporal. Continuó su experiencia en el teatro de la Comuna de Darío Fo, en espectáculos de calle. En París, colabora en programas de televisión, en obras basadas en ejercicios acrobáticos y circenses.Regresa a Barcelona en 1976 y trabaja en el cine como guionista y director de cortometrajes, como La boda, recientemente estrenado en varias ciudades españolas. En el Instituto del Teatro ha dado cursillos sobre el arte de las máscaras. Acaba de formar su propia compañía, con el espectáculo L´aperitiu, de posible estreno en Madrid. Ha realizado coreografías en colaboración con los compositores Jesús Villarroyo y Azio Corghi y con el director teatral Stavros Doufexis, además de aprender el teatro indonesio en Bali.

La obra que representa en Madrid, El bufón, es un espectáculo de actor único, con un escenario vacío de elementos escenográficos, donde el actor juega con el vestuario y las luces. La primera parte del espectáculo se llama Ópera solo, y desarrolla el tema de las primeras horas de la vida de un bebé. «Durante el parto, la comadrona, fumando un puro, incendia la clínica. Todos escapan, incluso la madre, sin preocuparse de la criatura, que, con sus propios dientes, corta el cordón umbilical. El bebé se tira por la ventana y aterriza en un mundo sembrado de antenas y automóviles ... ». Así comienza la existencia de este bebé activo, que «no acepta la vida entre pañales y sale a ganarse la vida». La segunda parte, titulada Charter, se refiere a las vacaciones de un ciudadano en un país extranjero, desde la obtención del pasaporte, viaje en avión, visitas y retorno El texto se dice en un italiano macarrónico, abiertamente cómico, «de una comicidad a reventar», según el propio Albert Vidal.

El bufón se ha representado en el teatro Romea, de Barcelona, y en la Fundación Joan Miró.

«Aunque aporto muchas técnicas», declara Albert Vidal, «el espectador se olvida de ellas. La estructura que aguanta la obra se basa en el calor humano, en la comunicación de la sala con el escenario, sin jugar a un teatro intelectual. El espectáculo trata las tensiones y angustias de los tiempos actuales, entre la bufonada y el espíritu histriónico. Es como la actuación de un bufón del tiempo de Velázquez, pero en el siglo XX.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 1980