Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Coloquio internacional en Madrid sobre el escritor Nicolás Fernández de Moratín

Segundo centenario de la muerte del escritor

Un coloquio internacional sobre la vida y la obra literaria de Nicolás Fernández de Moratín (1737-1780), con motivo del segundo centenario de la muerte del escritor, se va a celebrar, a partir del próximo martes, en el Centro Cultural de la Villa de Madrid. Organizado por el Instituto Miguel de Cervantes, de Filología Hispánica, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en colaboración con el Instituto de Estudios Madrileños y el Centro de Estudios del Siglo XVIII, de la Universidad de Oviedo, en el encuentro de especialistas, nacionales y extranjeros, se expondrá un total de catorce ponencias y tres coloquios.

El profesor José Caso, de la Universidad de Oviedo, abrirá las ponencias del martes, a partir de las cinco de la tarde, con el tema Nicolás Fernández de Moratín y la Academia del Buen Gusto. En la misma jornada intervendrán, además, Emilio Palacios (La poesía amorosa), Manuel Fernández Nieto (La poesía erótica), Francisco Aguilar (Moratín y Cadalso), e Isabel Visedo (El lenguaje poético).El miércoles día 9, a la misma hora, se darán a conocer las comunicaciones de Joaquín Arce (El poema «La Diana o arte de la caza»), Maurizio Fabbri («Las naves de Cortés destruidas», en la épica española del siglo XVIII), Lucienne Domergue (Moratín, censor), Pedro Alvarez de Miranda (La Sociedad Económica Matritense) y José Carlos de Torres (El léxico taurino en la obra de Moratín). El jueves intervendrán Mario Hernández (Rococó y prerromanticismo en el teatro), René Andioc (El teatro de Moratín) y Philip Deacon (Tradición e innovación). A continuación de las ponencias se celebrará un coloquio. La conferencia de clausura a las ocho de la tarde, estará a cargo de José Simón Díaz, sobre el tema El madrileñismo de Nicolás Fernández de Moratín. Nicolás Fernández de Moratín (Madrid, 1737-1780) estudió Leyes en la Universidad de Valladolid. Heredó de su padre el cargo de guardajoyas de la reina Isabel de Farnesio, y en la corte trató a los escritores, siendo asiduo a la tertulia de la Fonda de San Sebastián, junto con Cadalso, Iriarte y Ayala, donde sólo se podía hablar de versos, mujeres y toros. Fue profesor de Poética de los Reales Estudios de San Isidro, de Madrid, y miembro de la Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, una de las fundaciones características del siglo XVIII, creada por los ilustrados, que continúa vigente en la actualidad.

Fernández de Moratín se convirtió en uno de los más activos animadores del neoclasicismo en los círculos literarios madrileños. En su producción poética, poco amplia y dispersa, figuran las quintillas Fiesta de toros en Madrid, el poema épico Las naves de Cortés destruidas, el poema didáctico La Diana o arte de caza (177-5) y los romances Amor y honor, Abdelcadir y Galiano, Don Sancho de Zamora y Empresa de Mícer Jaques Borgoñón, inspirados en el romancero. Su hijo Leandro recogió su poesía, en 1821, con el título de Obras póstumas, aunque modificadas y adaptadas a su propio gusto, por lo que falta una edición crítica completa de la poesía de Moratín, padre. El largo poema Arte de las putas fue prohibido por la Inquisición en 1777.

Como autor dramático escribió la comedia La petrimetra (1762) y las tragedias Lucrecia (1763), Hormesinda y Guzmán el Bueno (1777), aunque tuvieron más influencia sus polémicas entre los neoclásicos y los defensores del teatro nacional. Enemigo del teatro clásico español y partidario de crear uno a la manera francesa, sometido a las reglas de las tres unidades, reflejó sus teorías en los tres opúsculos Desengaños al teatro español (1763). Moratín, padre, es una figura clave del siglo XVIII porque ocupa un lugar de transición en la literatura de la Ilustración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980