Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

Auto de procesamiento contra el ex delegado del Estado en la zona franca barcelonesa

José Luis Bruna de Quixano, antiguo delegado del Estado en el Consorcio de la zona franca de Barcelona y personalidad relevante de lo que se ha convenido en llamar la Barcelona de Porcioles, ingresó en la cárcel Modelo de Barcelona. Ello es consecuencia del auto de procesamiento contra su persona, dictado por el juez que entiende el complejo tema del mencionado consorcio, cuyo endeudamiento supera los 10.000 millones de pesetas.La autoridad judicial, en su auto, considera que hay indicios de criminalidad suficientes contra Bruna de Quixano como para procesarle por los presuntos delitos de falsedad y malversación de fondos públicos. Además de la prisión incondicional y sin fianza, el juez ordenó requerir al procesado una responsabilidad civil que implica una fianza de 1.250 millones de pesetas, que de no aportar la obligará de inmediato al correspondiente embargo de bienes.

El auto de procesamiento detalla la utilización de la cuenta bancaria de la empresa mercantil privada, formada por Bruna y su esposa, Financiera de Negocios, SA (Finesa) para transformar cheques al portador barrados en cheques bancarios al portador, de prácticamente imposible control. De este modo desaparecieron más de mil inillones de pesetas del Consorcio, teóricamente destinados al pago de terrenos inexistentes.

Bruna de Quixano fue concejal del Ayuntamiento franquista de Barcelona, director del Area Metropolitana de Barcelona (donde tuvo a sus órdenes al actual alcalde Narcís Serra), presidente del patronato de la Universidad Autónoma de Barcelona y, en dos períodos, delegado especial del Estado en el mencionado Consorcio.

El procesamiento de Bruna es el segundo que tiene efecto dentro del mismo sumario. El primero afectó a Antonio de la Rosa Vázquez, antiguo secretario general del Consorcio, actualmente en paradero desconocido. En ambos casos, los procesamientos habían sido solicitados por el ministerio físcal y el representante legal del Ayuntamiento de Barcelona, el catedratico de Derecho Mercantil Rafael Jimériez de Parga. En cambio, es de notar que, tras infinidad de anuncios, en este sentido, el consorcio de la zona franca aún no se ha personado como querellante en el sumario.

Gran parte de la actividad procesal se centrará ahora, por un lado, en las manifestaciones que pueda formular Bruna desde la cárcel al juez, quien ayer mismo le tomó la declaración indagatoria. Por otro lado, falta saber cómo concluirá la tercera solicitud de procesamiento presente en el sumario, que va dirigida contra el presunto interniediario Rafael del Barco Carreras, a quien los querellantes le imputan cargos comparables a los propios de las dos personas ya procesadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de marzo de 1980