Campaña para el referéndum andaluz

Escuredo comenzó en Córdoba la campaña institucional en favor del voto

Rafael Escuredo inició ayer en el transcurso de una Fiesta de la Autonomía, que recorrerá en gira las ocho capitales andaluzas, su campaña institucional de incentivación del voto en el referéndum del 28 de febrero. En su breve intervención, Escuredo señaló el compromiso que este día supone para el futuro andaluz, mostrándose respetuoso respecto a la petición del sí, pero señalando que lo que está en juego es Andalucía.En una rueda informativa previa, Rafael Escuredo suscribió la nota informativa de la Consejería del Interior, en la que se califica a la política del Gobierno de vejatoria y humillante para el pueblo andaluz.

«Y no es el Gobierno lo que está en el envite, sino su credibilidad. Cuando se prohibe la publicidad en los medios de comunicación social, se limita la presencia de los partidos políticos en ellos a sólo cinco días, los andaluces», dijo, «recibimos innecesarios agravios comparativos respecto a otras comunidades.»

El presidente señaló que no va a hacer política de partido, pero sí intentará llevar a cabo el mandato recibido del 97% de los ayuntamientos y de las ocho diputaciones andaluzas que aprobaron la vía del artículo 151 en plenos unitarios.

Escuredo dijo que no piensa hacer ataques a ningún partido, ni aun a los que propugnan el no, «ni incluso a UCD, como pide que haga Francisco de la Torre, por más que este partido se haya marcado una actitud que no se ve ni en los países del Este».

El presidente distinguió claramente lo que es opción de partido y opción andaluza, tanto respecto a sí mismo como respecto a los votantes, señalando cómo numerosos votantes de UCD le han hecho llegar telegramas de apoyo en los que expresan que seguirán votando a UCD en futuras elecciones, pero que el 28 de febrero votarán por Andalucía.

«Que no se juegue sucio», pidió el presidente. «No puede decirse que el 143 es igual al 151 porque, además de estar diciéndoles idiotas por reiterativos a los parlamentarios que elaboraron la Constitución, se está ocultando al pueblo que el 143 aplaza en cinco años la asunción de las más altas cotas de competencias previstas en la Constitución.»

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Anunciada la presencia en Córdoba de Rafael Arias Salgado para defender la vía del 143, e invitado a comentarla, Rafael Escuredo se ofreció a, dejando el quehacer que le ocupe ese día en cualquier ciudad andaluza, volar en una avioneta de fumigar para enfrentarse al ministro «con la Constitución en la mano y el dedo en sus artículos. Y ese dedo», dijo, «tocaría en la llaga».

Rafael Escuredo valoró positivamente la actitud de Clavero y dijo que para el empresariado, para el capital, para la clase media, para el pueblo andaluz, la autonomia supone un poder político que concretado sectorialmente se transformará en una planificación de la economía andaluza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS