Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interpelación sobre el desvío de la N-II a su paso por Alcalá de Henares

La grave situación que crea el tráfico de la carretera nacional II a su paso por Alcalá de Henares ha dado lugar a la presentación de una interpelación en el Congreso de los Diputados al ministro de Obras Públicas y Urbanismo por parte de los parlamentarios de UCD por Guadalajara, Luis de Grandes y José María Bris.El recorrido Madrid-Guadalajara, de 56 kilómetros, «con poca densidad de tráfico puede hacerse en 45 minutos, pero en horas punta, y sobre todo los domingos y festivos, puede llegar a dos y tres horas», según los diputados centristas.

«El incremento constante del número de vehículos que circulan por la N-II», agregan, «hace que este tiempo se alargue, dependiendo los atascos e irregularidades en la circulación, en mayor o menor grado, de la proximidad de la entrada y salida de las fábricas instaladas en el corredor Madrid-Guadalajara».

De acuerdo con el escrito presentado por los señores De Grandes y Bris, «la travesía de Alcalá de Henares y los siete kilómetros que siguen en dirección a Madrid son los que más dificultades presentan para su circulación», por lo que han solicitado del ministro de Obras Públicas y Urbanismo la contestación a si se piensa adoptar alguna medida para resolver el problema. Por otra parte preguntan que, si la solución es hacia una vía de circunvalación a su paso por Alcalá de Henares, qué plazos se han fijado para el comienzo y terminación de las obras.

«De no encontrarse una solución adecuada y rápida», manifiestan los parlamentarios de Guadalajara, «podría llegar a superarse la capacidad de la misma y hacer inviable para el automovilista medio la mencionada carretera».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de enero de 1980