Reacciones a los sucesos del jueves

Madrid, escenario de enfrentamientos callejeros

En respuesta a la convocatoria de partidos de la izquierda extraparlamentaria, durante todo el día de ayer se produjeron numerosos saltos en gran cantidad de zonas de la capital, que culminaron con un intento de manifestación, a las ocho de la noche, en el lugar donde la policía mató el jueves a Emilio Martínez Menéndez y José Luis Montañés Gil. La zona estuvo acordonada durante la jornada por las Fuerzas de Orden Público, a pesar de lo cual compañeros de las víctimas depositaron ramos de flores y desfilaron ante la misma. Las tres universidades madrileñas cerraron ayer.

Más información

La muerte de los jóvenes José Luis Montañés y Emilio Martínez, por disparos de la policía en los disturbios que siguieron a la manifestación celebrada en la tarde del jueves por diversas centrales sindicales para protestar por el Estatuto de los Trabajadores, provocó ayer una amplia reacción en todos los ámbitos del país. Desde la calle -durante todo el día se sucedieron conatos de manifestación y choques de manifestantes con las fuerzas antidisturbios hasta el Gobierno -que hizo una declaración al término del Consejo de Ministros-, pasando por el Parlamento -donde el ministro del Interior contestó a una interpelación socialista sobre los hechos y la universidad-, las tres universidades madrileñas suspendieron las actividades docentes; la reacción y la preocupación por los trágicos sucesos ha sido unánime. El Gobierno Civil de Madrid decidió ayer suspender las manifestaciones en los próximos días.Esta manifestación estaba convocada por las coordinadoras de estudiantes de enseñanza media, formación profesional y universidad, así como por la central sindical CSUT. Apoyaron la convocatoria el Partido de los Trabajadores, Movimiento Comunista, Liga Comunista Revolucionaria, Joven Guardia Roja, Unión de Juventudes Maoístas, Juventudes Comunistas Revolucionarias y otros partidos y organizaciones juveniles de la izquierda extraparlamentaria, así como las centrales sindicales CNT, Sindicato Unitario y Asociación Obrera Asamblearia.A las once y media de la mañana de ayer, seis inspectores de Policía intentaron detener a la secretaria general de la Joven Guardia Roja, Pina López Gay, cuando ésta se negó a que registraran la sede de la organización, situada en la calle de Velázquez. Pina López Gay se negó al registro, porque los policías carecían de la orden correspondiente. Momentos después, los inspectores le comunicaron que quedaba detenida, en aplicación de la ley Antiterrorista, a lo que la secretaria de la Joven Guardia Roja se negó también, porque tampoco existía orden del jefe superior de Policía. Según los inspectores, que preguntaron a Pina López Gay por la relación entre su organización y las coordinadoras de estudiantes de enseñanza media y universidad, antes de la manifestación estudiantil del jueves se dijo en una asamblea que habría médicos y abogados gratuitos en la calle de Velázquez, número 11, sede de la Joven Guardia Roja.

Pina López Gay desmintió a EL PAIS las declaraciones de Josep Meliá, y Antonio Ibáñez Freire (véase página 15) y denunció el objetivo de «cargarse» el actual movimiento estudiantil, «independiente de toda opción política, asambleario, participativo y democrático, y precisamente esta característica de independiente es lo que hace que le teman tanto».

El Partido de los Trabajadores, Movimiento Comunista y Liga Comunista Revolucionaria facilitaron un comunicado conjunto en el que se solidarizaban con la convocatoria de huelga realizada por las coordinadoras de estudiantes de enseñanza media y universidad, como consecuencia de los sucesos del día anterior, y pedían la dimisión del gobernador civil de Madrid, Juan José Rosón, así como la retirada del Estatuto de los Trabajadores y de los proyectos del Gobierno en materia de enseñanza.

Los dos jóvenes serán enterrados hoy

Hoy se efectuará en el cementerio madrileño de Carabanchel la inhumación de los restos mortales de los dos jóvenes fallecidos en la noche del jueves por disparos de la policía. Emilio Martínez será enterrado a las doce de la mañana, y José Luis Montañés, a las dos y cuarto de la tarde. Las comítivas fúnebres partirán del Instituto Anatómico Forense, lugar al que fueron trasladados los cadáveres al certificarse la defunción de Emilio y José Luis.

Los trágicos sucesos ocurridos en la tarde del jueves en Madrid tuvieron ayer amplia repercusión en medios estudiantiles tanto de la capital española corno de diversas provincias. Tres universidades, dos de Madrid y otra de Oviedo, suspendieron sus actividades en señal de duelo.

Las juntas de gobierno de las universidades Autónoma y Complutense decretaron el cierre de sus centros hasta el próximo lunes y declararon día de luto la jornada de ayer. La coordinadora de las tres universidades madrileñas convocó una reunión urgente nada más enterarse de los fallecimientos y a primera hora de la mañana de ayer celebraron una conferencia de prensa en la facultad de Ciencias de la Información, donde se ofreció su versión sobre los sucesos del día anterior.

Las aulas de la gran mayoría de las facultades madrileñas se encontraban ayer vacías y, cuando no, con asambleas improvisadas, donde se trataba sobre la postura a adoptar. Un grupo de doscientos estudiantes se desplazó hasta el rectorado de la Complutense para solicitar de su titular, Vian Ortuño, una postura, pública de esta universidad en torno a los sucesos del jueves. Según fuentes de los estudiantes, el rector rechazó el diálogo y abandonó su despacho.

La Universidad Autónoma, por su parte, fue más explícita a la hora de condenar los hechos. En un extenso comunicado, su junta de gobierno exige de las autoridades competentes la inmediata apertura de «una investigación exhaustiva encaminada a esclarecer los hechos producidos y a determinar las responsabilidades que se deriven de los mismos» al tiempo que insistían «en la imperiosa necesidad de racionalizar las actuaciones de la fuerza pública, de manera que no desemboquen en violencias innecesarias y desgracias irreparables, como lamentablemente viene ocurriendo».

Ambas universidades han facilitado información sobre la situación académica de los dos jóvenes fallecidos. Así, José Luis Montañés era estudiante de la Complutense. El pasado curso se había matriculado en cuarto de Políticas y había aprobado todas las asignaturas. Aunque este año aún no había formalizado la matrícula oficial, era previsible que tuviera intención de hacerlo como alumno libre, según da cuenta la agencia Europa Press.

En cuanto a Emilio Martínez, Efe señalaba que estuvo matriculado durante el curso 1977-1978 en la escuela técnica de Ingeniería Industrial, suspendió todas las asignaturas y no se matriculó el curso siguiente. Hace dos cursos, pues, Emilio Martínez constaba como alumno oficial. Este dato no concuerda con las afirmaciones del ministro de Investigación y Universidades, Luis González Seara, quien manifestó que Emilio Martínez «no estaba matriculado desde háce tres años en ningún centro universitario».

El ministro añadió que «lamentaba mucho lo ocurrido» y, refiriéndose a la manifestación autorizada de la mañana del jueves, dijo: «Yo mismo había indicado mi voluntad de que se celebrase esta manifestación, por ser una forma democrática de expresar opiniones». Y a continuación repudió la violencia desencadenada horas después. Por otra parte, el señor González Seara permaneció reunido durante todo el día de ayer con altos cargos de su departamento, sin que trascendiese el contenido de la entrevista.

Un herido grave en Alcalá

Finalmente cabe destacar que cuatro policías nacionales y otros cuatro estudiantes resultaron herido de distinta gravedad durante una manifestación celebrada en la noche del jueves en Alcalá de Henares. Uno de los estudiantes, José María Sierra, de quince años, alumno de bachillerato, fue lesionado por impacto de bala de goma en las cercanías del barrio de la Puerta de Madrid, lugar donde se desarrolló la manifestación, y permanecía ayer en grave estado en el hospital de la Cruz Roja, si bien fuentes sanitarias manifestaban a EL PAIS que su evolución posoperatoria era muy favorable.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción