La reunión de la OUA sobre el Sahara comienza hoy sin Marruecos

La negativa del rey Hassan II, de asistir a la reunión de la OUA sobre el Sahara prevista para hoy, en Monrovia, va a hacer de ésta la tercera ocasión fallida de congregar en la misma mesa a los principales protagonistas del conflicto del Sahara.Pocas horas antes de que se inicie -en principio-, en la capital de Liberia, la reunión del «comité de notables» de la OUA, encargada del tema del Sahara, el soberano marroquí envió una carta a su colega liberiano y presidente en ejercicio de la organización panafricana, William Tolbert, en la que le manilfiesta su decisión, que justifica por el «clima malsano» actual.

En su nota, Hassan II afirma que la presencia en dicho comité del presidente tanzano, Julius Nyerere, quien ha reconocido a la República Arabe Saharaui Democrática (RASD), y del de Mah, Mussa Traore, «que no deja pasar ninguna ocasión de colocarse del lado de nuestros adversarios», le hacen pensar que no están reunidas «las condiciones de imparcialidad necesarias».

La víspera, el ministro del Exterior, Mohamed Bucetta, había precisado que no sólo no asistirá a la conferencia Hassan II, sino que Marruecos no tiene la intención de estar representado. A pesar de conocer de antemano la postura marroquí, los presidentes de Argelia, Nigeria y Tanzania ya confirmaron su intención de estar presentes en Monrovia, hacia donde también se dirige el secretario general del Polisario, Mohamed Abdelaziz. Costa de Marfil no ha dado a conocer aún su postura y Guinea ha proclamado ya que, sin la asistencia de Hassan II, la reunión carecerá de sentido.

Según el ministro liberiano de Asuntos Exteriores, Cecil Dennis, los jefes de Estado que estén presentes hoy en Monrovia decidirán si se celebra o no el encuentro en ausencia del monarca marroquí. Durante la cumbre de Monrovia, dejulio de este año, el rey Hassan II prometió asistir, a condición de que estuviese presente el jefe del Estado argelino, Chadli Benjedid. Finalmente, en aquella ocasión, el soberano desistió por razones similares a las actuales. Otro encuentro que pudo tener lugar durante la cumbre árabe de Túnez última tampoco se llevó a cabo por inasistencia de ambos jefes de Estado.

En una entrevista concedida al semanario Time, el soberano marroquí esclarece algo las intenciones de Rabat. «Marruecos», dice Hassan II a sus entrevistadores, «tiene su propio plan de paz, que piensa puede interesar a numerosos Estados africanos.» Después de afirmar que cree que la paz se alcanzará en 1980, el monarca precisa que ello, sin embargo, requiere que Marruecos controle antes la situación militar.

En este sentido, Hassan II revela que un segundo contingente similar al Uhud, que manda el coronel mayor Ahmed Dlimi, ya está dispuesto a entrar en acción, y que otro tercero se les unirá en breve.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS