Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Carta a mis amigos

Estaba yo estos días pasados metido a fondo en los problemas que me crea la composición de mi concierto de violín y orquesta, y preparando el texto para el futuro libreto de mi ópera sobre Mariana Pineda, cuando una noticia aparecida en la prensa me abrió los ojos y me hizo comprender que tanto el concierto como la ópera son esfuerzos que no merecen la más mínima atención intelectual.La sensacional noticia de que nuestro ministro de Cultura ha decidido, por orden mínisterial, decreto o decreto-ley -sobre este aspecto no se han puesto aún de acuerdo los informadores-, que el partido de fútbol Gijón-Real Madrid sea televisado en directo me han hecho salir del aislamiento de mi trabajo para darme cuenta de la realidad. Llevábamos millones de españoles esperando la solución de este problema, sin poder dormir, ni, trabajar, ni concentramos en nuestro diario quehacer, por lo que quiero aprovechar esta oportunidad para ponerme con contacto con mis amigos, intentándoles sacar del grave error en que se encuentran y avisarles de su gran equivocacion.

Amigo Javier Zubiri: deja tu libro y no pienses más sobre La inteligencia, pues ya tienes la respuesta del ministro del ramo para todos tus problemas, Amigos Bernaola, Luis de Pablo, Tomás Marco y tantos otros compositores: tendremos Gijón-Real Madrid por televisión y con eso ya estarán más que desbordadas nuestras intenciones de hacer la mejor música posible de nuestro tiempo para que sea escuchada por todos los que tienen interés en oírnos. Amigos Gala, Buero Vallejo, Nieva... : dejad de hacer teatro y vayamos todos al estadio, donde el teatro es realidad, y no ficción y lucubración, ya que esto no sirve para nada. Amigos Chillida, Tapiés, Muñoz, Rivera, Sempere, García, Miró, Canogar, Zóbel, Torner y tantos y tantos otros: olvidad vuestras esculturas y cuadros y pensad que lo verdaderamente importante es que tengamos un buen fútbol y que el Mundial-82 sea la nueva era que ilumine nuestro espíritu y nuestro pensamiento, guiados todos por el ayatollah Saporta y teniendo como profeta a Kubala. Y a vosotros, los amigos que hacéis poesía, y los que hacéis cine o seis actores, o músicos, o cantantes, o escritores, o simplemente hacéis o recibís cultura de alguna manera: quiero deciros que ya nuestro ministro nos ha marcado el camino de la única verdad, para, dejando a un lado las teorías nefandas de José Manuel Rodríguez Delgado, por fin hacernos comprender que la mente está sólo para ver la jugada, y la cabeza, para rematar un buen gol.

Cuando el próximo día 25 veamos, al fin, todos ante el televisor, el esperado y anhelado Gijón-Real Madrid y que es sólo un pequeño preludio de lo que será el trascendental Mundial-82, espero que penséis conmigo que la única salida para nuestra cultura es, hoy, como ayer, y quizá como siempre, la salida de Irún.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 1979